lunes, 5 de octubre de 2015

Propuestas para un adecuado desarrollo emocional

El desarrollo emocional y social ha sido conceptualizado de diferentes maneras. Se ha hablado de desarrollo personal, de inteligencia emocional, de inteligencia social, de desarrollo afectivo, en términos de alguna manera equivalentes, que apuntan a la necesidad de considerar estos aspectos para lograr una educación más integral.
Salovey (1990), basándose en la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner, define la
inteligencia emocional extendiendo esas capacidades a cuatro áreas principales que son:
  1. Conocer las emociones propias: capacidad para descubrir nuestros verdaderos sentimientos que nos permitirá asumir decisiones personales correctas.
  2. Manejar las emociones propias: para poder recuperarse con rapidez de las dificultades que la vida conlleva.
  3. Reconocer las emociones de los demás: para captar las señales que nos permiten conocer los deseos y necesidades de los otros.
  4. Manejar las relaciones: capacidad relacionada con la adecuación a las emociones de los demás y con la habilidad para establecer relaciones sociales.
La capacidad de conectar con los propios estados de ánimo (autoempatía) y con los estados anímicos de los demás (empatía) están íntimamente relacionados con la capacidad del entorno de identificar y responder a las señales emocionales que el niño va manifestando. Stern (cit. en Góleman, 1996), entiende la sintonía entre madres e hijos como la relación más íntima que se da entre los seres humanos y que constituye la base para el desarrollo emocional. Por el contrario, una ausencia prolongada de esta sintonía entre padres e hijos, supone un daño grave para el desarrollo emocional del niño, con consecuencias negativas sobre su desarrollo personal y su capacidad de establecer relaciones interpersonales en el futuro.
El contexto social puede reaccionar en relación con los estados de ánimo y con las demandas del niño de las siguientes formas:
  1. Empáticamente: lo que supone una sincronización emocional que permite al niño sentirse reconocido y comprendido y le posibilita establecer vínculos positivos con el ambiente. Las personas que crecen en un ambiente social sintonizado emocionalmente con sus necesidades y emociones desarrollan un sentimiento de confianza y seguridad en sí mismas, que les permite llevar a cabo sus proyectos, asumir riesgos, ser creativos y embarcarse en proyectos que respondan no sólo a sus propias necesidades, sino también a las de los demás y a las de su contexto social más amplio.
  2. Negligentemente: que se refiere a la falta de respuesta o a la despreocupación por las necesidades del niño. Esto puede derivar en perturbaciones en el desarrollo cognitivo por falta de estimulación, como: retraso en el desarrollo psicomotor, retraso en el desarrollo del lenguaje y perturbaciones en el desarrollo emocional, como la dificultad para empatizar con otros y falta de empatía consigo mismo. En casos extremos puede llevar a una apatía emocional, con una seria dificultad para establecer vínculos personales positivos para sí mismo y para los demás.
Un ambiente familiar empático con las necesidades y emociones de los niños da como resultado niños sanos emocionalmente, seguros y capaces de desarrollar sus propias potencialidades en relaciones de equidad con su entorno. Por el contrario, un ambiente familiar negligente, deja a los niños expuestos a riesgos, y no genera las condiciones necesarias para su desarrollo emocional. La falta de respuesta y despreocupación que experimentan estos niños y niñas generan muchas veces dificultad para desarrollar conductas autoprotectoras, y pueden convertirse en adultos descuidados consigo mismos.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • ¿Qué piensas de estas propuestas para desarrollar adecuadamente el manejo de nuestras emociones y sentimientos?.
  • ¿Te cuesta reconocer tus propias emociones y sentimientos y expresarlos?, ¿por qué, a qué crees que es debido?.
  • ¿Cómo hacer para ayudarte a tí mismo/a en el manejo de tus emociones?, ¿y a tus hijos?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para mejorar en relación con el conocimiento d etus emociones, su manejo y tambiñen en el reconocimiento de las emociones de los demás y su manejo?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada