jueves, 27 de abril de 2017

Madre tierra

De tus raíces salió el maíz
que quita el hambre
y ayuda a mucha gente a no morir.

El suelo que camino
descalzo mi andar,
siento tu calor sin titubear.

Nacemos y morimos,
nos entierran en tus entrañas
y renacemos en la flor.

Mueres de sed
¡oh madre tierra!;
dejemos llover.

Dejemos el agua correr,
que el árbol vuelva a florecer
y el cielo azul ver.

MGabriel Portilla México

martes, 25 de abril de 2017

Capullo

No quiere ser mirada
tan sólo amada y fija
su mirada en la nada.

Capullo que renace
a la ilusión, en tu amor
cubre su corazón.

Deja que sueñe una vez más
no la despiertes hasta el alba
que el sol renazca.

Entre pétalos azul miel
un capullo quiere ser fiel,
cual flor sea en el atardecer.

Gotas de vida cautiva
sonetos del canto al amor
deja que vuele al mar hoy.

MGabriel Portilla México

domingo, 23 de abril de 2017

Tus manos

Como en un sueño
llegaste y en realidad
te trasformaste.

Sintiendo tus manos
al acariciar el alma,
hasta el alba.

Mis manos te tomarán
para en la realidad caminar,
sin tener que escapar.

Tus manos que no mienten
me llevan al cielo,
en un vuelo.

Y hoy sólo quiero un sueño
que me lleve a ti,
para amarte y vivir junto a ti.

MGabriel Portilla

viernes, 21 de abril de 2017

Tus labios

Esos labios que en silencio
besan gritando mi nombre,
en ese suspiro te grito te amo.

Tus labios esos amor mío
que despiertan mis ganas,
y alivian mi sed.

Te amo porque eres mi todo,
mi nada, el mundo entero
tú.

Porque eres quien me enseñó
a bailar bajo la lluvia, en medio
de la luz de la luna.

Te amo porque al contarme
al oído, tu voz tocó mi alma,
y así me enamoré de ti.

MGabriel Portilla México

miércoles, 19 de abril de 2017

Puede

Puede ser un dulce amanecer
y una noche oscura,
puede no reír y ser feliz.

Puede renunciar al amor
amar sin razón, y disfrutar
la poesía con pasión.

Puede ser un mar en calma
tornado en el alma,
sobrando en tormenta.

Puede ser sol y luna
ser eclipse de sol,
ser luna de amor.

Puede ser sólo de ella
ser mujer sin dueño
vivir en un sueño.

MGabriel Portilla México

lunes, 17 de abril de 2017

Navegar

Quiero navegar en tus ojos
de miel, entre tus labios
y tu piel.

Navegar entre tus sueños
y los míos, dejando de lado
la realidad.

Porque eres un mar
en medio del desierto,
cuando no estás.

Navegar y navegar
un mundo nuevo
para la ilusión atrapar.

Entre suspiro y amor
siempre estás
en mi corazón.

Navegar amor mío
naufragar en tus brazos
cuando mueren de frío.

MGabriel Portilla México
H.R.negrito

sábado, 15 de abril de 2017

Sin rumbo

Entre los deseos
se pierde el amor
quiere ser más que
luna de amor.

Sin rumbo ella camina
paloma perdida
ave sin vuelo,
sin miedo.

Ella es pluma
que poesía escribe
tocando razones
sintiendo amores.

Intenta ser libre
alondra de mayo
silencios cantares,
amaneceres sin viento.

Colibrí que busca
el néctar de la rosa
flor hermosa
que espina y camina.

Sin prisa ni risa,
sin rumbo al amor
apiádate del desamor
para quitarle dolor.

MGabriel Portilla México

jueves, 13 de abril de 2017

Viernes Santo

En la religión católica, en este día no se celebra la eucaristía. En su lugar, se celebra la "Liturgia de la Pasión del Señor" a media tarde del viernes, de ser posible cerca de las tres de la tarde, hora en la que se ha situado la muerte de Jesucristo en la cruz. Por razones pastorales puede celebrarse más tarde, pero no después de las seis de la tarde.
El sacerdote y el diácono visten ornamentos rojos, en recuerdo de la sangre derramada por Jesucristo en la cruz. Los obispos participan en esta celebración sin báculo y despojados de su anillo pastoral. Antes de iniciar la celebración, el templo se presenta con las luces apagadas, y de no ser posible, a media luz. El altar y los laterales se encuentran sin manteles ni adornos, mientras que a un costado de éste ha de disponerse un pedestal para colocar en él la santa cruz que será ofrecida a veneración.
El comienzo de esta celebración es en silencio. El sacerdote se postra frente al altar, con el rostro en tierra, recordando la agonía de Jesús. El diácono, los ministros y los fieles se arrodillan en silencio unos instantes. El sacerdote, ya puesto de pie, se dirige a la sede donde reza una oración (a modo de oración colecta).
En seguida, estando los fieles sentados, se inicia la Liturgia de la Palabra: se proclaman dos lecturas, la primera del profeta Isaías (el siervo sufriente) y la segunda de la Carta a los Hebreos, intercaladas por un salmo ("Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu").
Después de la segunda lectura, sin aclamación, se proclama el relato completo de la "Pasión según san Juan", en cuya lectura participan varias personas, leyéndose los papeles de Jesús (por el diácono o el sacerdote), el cronista por una persona y el Sanedrín (las personas que aparecen en el relato) por otro, siendo un seglar el que informa de lo que se va a ir realizando a lo largo de ésta celebración, al igual que en el día anterior. La homilía es algo más breve de lo habitual debido a lo extenso del Evangelio.
La Liturgia de la Palabra finaliza con la "Oración universal", hecha de manera solemne. Se ora por la Iglesia, por el papa, por todos los ministerios —obispos, presbíteros y diáconos— y por los fieles, por los catecúmenos, por la unidad de los cristianos, por los judíos, por los que no creen en Cristo, por los que no creen en Dios, por los gobernantes, y por los atribulados.
Después tiene lugar la adoración del Árbol de la Cruz, en la cual se descubre en tres etapas el crucifijo para la adoración de todos. El sacerdote celebrante va a los pies de la iglesia junto con dos personas (diáconos o monaguillos normalmente) que portan unos cirios y va avanzando con la cruz tapada con una tela oscura o roja y la va destapando mientras canta en cada etapa la siguiente aclamación: " Mirad el árbol de la cruz, donde estuvo clavada la Salvación del Mundo", respondiendo los fieles y el coro "Venid a adorarlo", de modo que al llegar al Altar queda totalmente descubierta.
A continuación los sacerdotes besan la cruz y después todos los fieles. Mientras, se suele cantar alguna canción, la única en toda la celebración. Las que están mandadas en el Misal Romano son tres, que se cantan a continuación una de otra: Los "Improperios" o reproches de Jesús al pueblo, el "Crux fidelis" ("Oh Cruz fiel", alabanzas a la cruz de Cristo), y el "Pange lingua" (no el himno eucarístico, "Pange, lingua, gloriosi Corporis mysterium", que se canta durante el traslado del Santísimo Sacramento al Monumento el día anterior, sino un canto sobre la Pasión, "Pange, lingua, gloriosi proelium certaminis").
Terminada esta parte, se coloca un mantel en el Altar y el celebrante invita a los fieles a rezar el Padre Nuestro como de costumbre. Se omite el saludo de la paz, y luego de rezado el Cordero de Dios, se procede a distribuir la Comunión a los fieles con las Sagradas Formas reservadas en el monumento el día anterior, o sea, Jueves Santo. La celebración culmina sin impartirse la bendición, al igual que en el día anterior ya que la celebración culminará con la Vigilia Pascual, y se invita a esperar junto a María la llegada de la Resurrección del Señor, pero mientras tanto, se produce un profundo silencio y meditación sobre la Muerte del Señor. A continuación los sacerdotes, diáconos y ministros se marchan en silencio a la sacristía. En esta acción litúrgica se recoge una colecta, destinada a financiar el mantenimiento de los Santos Lugares donde vivió Jesucristo. Los encargados de mantener estos lugares son los Franciscanos Custodios de Tierra Santa.
Junto a las ceremonias que tienen lugar en los templos, en muchos lugares se conmemora el Viernes Santo con el rezo del Vía Crucis literalmente el camino de la cruz, donde a través de catorce estaciones se rememoran los pasos de Jesús camino a su muerte. Este suele realizarse en el templo (donde hay representaciones pictóricas o relieves de las estaciones) o por las calles en torno al mismo. En algunos lugares existe la costumbre de que algunos fieles, debidamente caracterizados, dramaticen las distintas estaciones.
También es costumbre en algunos lugares la meditación de las Siete Palabras que Jesús pronunció en la Cruz. En otros sitios se celebra la procesión del Santo Entierro y el turno de vela ante el sepulcro.
En muchos lugares por la mañana del Viernes Santo, al igual que al día siguiente, suelen predicarse retiros espirituales y se dispone de sacerdotes atendiendo confesiones.
El Viernes Santo y el Sábado Santo (antes de la Vigilia de la Resurrección) son los únicos días del calendario litúrgico católico donde no se celebra la Misa, como luto por la muerte del Señor. Las campanas permanecen mudas, siendo sustituidas en algunos lugares por matracas de madera. Tampoco el órgano suena, excepto para marcar el tono, y se evita el canto polifónico.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Conocías el ritualismo que se vive el Viernes Santo?. ¿Cuál crees que es la finalidad de vivirlo de estas maneras?.
  • ¿Cómo se vive en tu parroquia?. ¿Te ayuda a acercarte al significado y a la experiencia que vivieron los seguidores de Jesús?; ¿en qué sí y en qué no?.
  • Si en tu parroquia decidieran vivir una Semana Santa cercana a los tiempos de hoy sin renunciar a la experiencia que vivió Jesús de Nazaret ¿cómo lo harían?.
  • ¿Qué puedes hacer para acercarte un poco más al significado de estos días de Semana Santa de tal manera que ello sirva para darle el sentido que realmente tiene?.

martes, 11 de abril de 2017

La Pasión de Cristo



CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • ¿Qué te llama la atención de Jesús de Nazaret en estos últimos días antes de su muerte y resurrección?.
  • ¿Quiénes son hoy los masacrados, martirizados y asesinados... siendo inocentes del daño que reciben?.
  • ¿Cómo podríamos nosotros evitar o al menos aliviar su pasión?., ¿cómo demostrar que esa humanidad no sufre y muere en vano?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso de hoy para hacer más llevadera la vida de quienes te rodean, cómo lo vas a hacer?.

domingo, 9 de abril de 2017

Sin color

Un día ella era del color
del amor destellos de sol,
suspiros que eran un canto
al dolor simple rojo pasión.

Ella era estrella de mar
que las olas la llevan a navegar
y el horizonte mirar.

Porque su color reflejaba
su aurora boreal, mil colores
brillaban al mirarla soñar.

Pero un día un montón
de letras le hicieron llorar
y su paz terminar con su color
y su brillo dejar escapar.

Y hoy sólo blanco y negro
deja al andar,
esperando una sonrisa que le haga
su color realzar.

MGabriel Portilla México