sábado, 23 de junio de 2018

Sólo en ti

Encuentro el azul de mi cielo.
Sólo en ti la vida es bella,
en tu beso renazco, cuando
muero.

Sólo en ti el sol es sol
y las estrellas brillan
en otro color.

Porque cada instante
haces que el arcoíris
cambie de dirección.

Buscando el tesoro
al otro lado de la ilusión,
sólo en ti amor.

Entre las nubes de algodón
el mar existe sólo para llevar
este suspiro lleno de mi amor.

Sólo en ti, sólo en ti
vida mía, no me dejes
sin ti.

MGabriel Portilla México

viernes, 22 de junio de 2018

Habrá que olvidar

¡Cuántos besos dados con cariño!.
¡Cuántos besos dados con pasión!.
¡Cuántos besos me diste en un suspiro,
y cuántos me has negado sin razón!.

¡Cuántas veces acariciaste mi piel!.
¡Cuántas caricias en silencio deseadas
que con pasión fueron otorgadas,
para después volverse amarga hiel!.

¡Cuántas noches de húmedas callejas,
en tus fuertes brazos cobijada,
sin ningún pudor entre candilejas,
hasta llegar exhaustos a la alborada!.

¡Cuántas horas juntos compartidas,
susurrando nuestro amor al oído!.
¡Cuántas horas a solas consumidas
recordando tristemente lo vivido!.

¡Cuántas horas de amarga soledad,
después de haber sentido tanto amor!.
Besos y  caricias habrá que olvidar,
aunque el alma se consuma de dolor.

Isabel San José Mellado - España

jueves, 21 de junio de 2018

El alma

De mi piel has hecho trizas,
de mi ser presa y prisionera,
de mi voluntad sin dignidad
dejando sin alas para volar.

Una a una las palabras
clavaron el corazón,
un candado para no sentir,
sólo odio y desamor.

Pero aún mi alma
que ama, y te mira
cuando golpeas mis sueños.

Anhelos y deseos
de morir y renacer
en una vida sin violencia
para volver a sonreír.


MGabriel Portilla México

miércoles, 20 de junio de 2018

El alma arde

Este silencio es punzante,
tengo el alma dolorida,
tanta  espera es agonizante,
cada día abre más mi herida.

Van doliendo los silencios,
no es nada gratificante,
pensar que fueros desprecios
las caricias que me entregaste.

Solo necesito una reseña,
feliz a mi corazón deseo sentir,
de mis noches  no soy dueña
tus silencios me prohíben dormir.

Escuecen los labios al beber,
en esta fría y amarga copa,
los besos que no pudieron ser
y murieron secos en mi boca.

Este silencio es una memez,
dime algo no seas cobarde,
es mejor llorar de una vez,
que sentir como el alma arde.

Isabel San José Mellado

martes, 19 de junio de 2018

Hasta nunca

Me iré, tal vez regrese hoy,
simplemente no te quiero ver,
desperdiciar el tiempo no quiero más
con alguien que no quiero más.

Decirme eso me matas,
al dolor dejas de más
los años que en ti dejé,
la vida se va y no regresa más.

Hace tiempo sabes
que el amor acabó
y de maldad el corazón
se llenó.

Pero mi amor de nada sirvió,
yo amé por los dos,
entiendo bien lo que puedes decir;
te digo adiós y te quiero ver partir.

Quizás si pongo un poco
de sentir la vida nos
haga feliz, dame la oportunidad
y ver que hay más que sólo verte llorar.

Las lágrimas se terminaron,
te digo adiós, vete de mi lado,
hasta nunca corazón malvado
que de mi amor no eres soñado.

MGabriel Portilla México

domingo, 17 de junio de 2018

Nostálgica

Ella es pura noche
de esas negras noches
que ni el brillo de luna
puede pasar.

Son esos días que sólo espera y mira,
ve pasar la vida en su andar hermosa
vestida de negro, sí, de negro
cual cuervo.

Nostálgica mirada,
ella se mira en el reflejo
del mar que las lágrimas
dejó escapar.

Sorprende al atardecer a un nuevo ser
que emana desde las entrañas
de un nuevo amanecer esperando
en ella renacer.

Ella no quiere saber de amor,
ella es dolor y sabe que al final
todo terminará entre orgullo,
nostálgica, fría y cruel.


MGabriel Portilla México

sábado, 16 de junio de 2018

Déjame por favor que te olvide

Déjame por favor que te olvide,
no me busques en mis sueños,
no puedo seguir  soñándote
aunque sigas siendo mi dueño.

Déjame por favor que te olvide,
sal sin pena de mis recuerdos,
aún saben sin querer mis labios
a tus pasionales y jugosos besos.

Déjame  por favor que te olvide,
llévate tus caricias de mi piel,
aunque siga oliendo a tu perfume,
ahora su aroma es de amarga hiel.

Déjame por favor que te olvide,
sin piedad este amor arráncame,
que aunque de tristeza muera
por mi vida te lo pido, ¡ódiame!

Déjame por favor que te olvide,
cegaré para siempre mis ojos,
verte en cada rincón mi alma no puede,
duele un corazón hecho abrojos.

Déjame por favor que te olvide
o tendré que pedirle a Dios
que la vida sin piedad me quite
y así mi alma dejará de ser de vos.

Déjame por favor que te olvide,
mi mirada quiero desempañar,
aguantar tanta pena es imposible,
o comiénzame otra vez a amar.

Isabel San José Mellado

viernes, 15 de junio de 2018

Se fue

¡Sí!, se fue, se alejó;
ella puso una barrera
pensando que él la podría derribar,
mas no fue así, él simplemente
prefirió morir.

Se fue ¡sí!.
Se fue dejando el alma herida,
dejando un mar le lágrimas
que ella no guarda, entre la soledad
ella llora añorando.

Se fue, ¡sí!,
y no hay regreso, él ya se sentía preso
de la agonía del desamor, nunca vio
que por él ella hace mucho murió,
era un trozo de hielo en primavera.

Sí, sólo un soplo de sol,
ella morirá de amor al ver
la indiferencia, estando sin estar,
esperando el cambiar de un sueño
sin realidad.

Cruel realidad atando, matando,
soñando en esa sonrisa vacía,
siendo un poco de alegría dividida,
queriendo unir lo que se rompió.

Olvidando, renovando
el corazón que ya no
tiene razón por la que amar
más que el dolor...

MGabriel Portilla México

jueves, 14 de junio de 2018

¡Cómo duele!

¡Cómo duele esta calma
desde que no estás conmigo!
¡Cómo escuece el alma
desde que te has ido!

¡Cómo duele verte ir
cogido de su mano!
Pero más duele tu sonreír
cuando vas a su lado.

¡Cómo duele vivir
con el alma castigada!
y a pesar de todo seguir,
de ti, enamorada.

¡Cómo duele  no saber
qué te hizo abandonar
este amor sin reconocer
por qué me dejaste de amar!

¡Cómo duelen las lágrimas
que surcan mis mejillas!
Pero más duelen todavía,
las que quedan retenidas.

¡Cómo duele el corazón
que todo su cariño te dio
y  su llave para siempre
con amor, en tu alcoba dejó!

Isabel San José  Mellado


miércoles, 13 de junio de 2018

Un poco

Un poco de ti... te abrazo
en mi corazón.

Un poco de tu mirar
en tiempos de soledad...
eres mi razón para caminar.

Un poco, sólo un poco
de este amor quiero
guardarme yo.

Un poco para amarnos
por la eternidad...
sin ser sólo siluetas,
tan sólo un par de almas
que perdonaron y caminan
juntas de la mano.

Un poco de espera porque eres
mi ayer, mi hoy y mi mañana.

Mgabrielportilla