jueves, 6 de agosto de 2015

Sólo le pido a Dios

Sólo le pido a Dios
que el dolor no me sea indiferente
que la reseca muerte no me encuentre
vacío y solo sin haber hecho lo suficiente.

Sólo le pido a Dios
que lo injusto no me sea indiferente
que no me abofeteen la otra mejilla
después que una garra me arañó esta suerte.

Sólo le pido a Dios
que la guerra no me sea indiferente
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente.

Sólo le pido a Dios
que el engaño no me sea indiferente
si un traidor puede más que unos cuantos
que esos cuantos no lo olviden fácilmente.

Sólo le pido a Dios
que el futuro no me sea indiferente
desahuciado está el que tiene que marchar
a vivir una cultura diferente.
(Autor de la canción: León Gieco)
(Para escuchar la canción: https://youtu.be/rooxScQpZrQ)

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué efectos tiene la indiferencia cuando ésta es una actitud en la persona?. ¿Cuáles pues pueden ser las razones para que el autor de esta canción, León Gieco, pida a Dios que la indiferencia no anide en él?.
  • ¿Cuáles son los males que la canción delata y ante los cuales debemos estar atentos y activos?.
  • ¿De qué maneras podemos desterrar la indiferencia?, ¿cómo hacer para que ésta no se convierta en una dificultad para trabajar por la paz?.
  • ¿A qué compromiso puedes llegar hoy para ser instrumento de paz en el mundo -empezando por el más cercano- y expresando con ello que sus contrarios no son indiferentes para ti?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada