miércoles, 29 de agosto de 2012

Grandeza de corazón


Tu capacidad de servir a los demás está en proporción directa a la grandeza de tu corazón y a la nobleza de tus sentimientos...
...de igual manera, a medida que te esfuerzas por compartir...
...dar, servir y ser solidario, crece y se ennoblece tu ser interior, convirtiéndote en mejor persona... más feliz y con mayores posibilidades de vivir una vida de mejor calidad.
La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor... sino de lo que pasa dentro de nosotros mismos.
La felicidad se mide por el espíritu con que nos enfrentamos a los problemas de la vida.
La felicidad... es un asunto de valentía.
La felicidad...¡es un estado de ánimo!; somos felices si decidimos serlo.
La felicidad... no consiste en hacer siempre lo que queramos; pero sí en querer todo lo que hagamos.
La felicidad nace de poner nuestro corazón en el trabajo... y de hacerlo con alegría y entusiasmo.
La felicidad, no tiene recetas. Cada quien la cocina con el sazón de su propia meditación.
La felicidad... no es una posada en el camino... sino un forma de caminar por la vida.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Conoces a alguien que no quiera ser feliz?. ¿Deseas ser feliz?, ¿por qué, para qué?.
  • ¿Realmente somos coherentes con ese deseo de felicidad?, ¿elegimos adecuadamente los medios o las formas de buscar y vivir la felicidad?, ¿en qué nos equivocamos?, ¿en qué acertamos?.
  • ¿Es posible la felicidad sin esa "grandeza de corazón" de la que habla el texto anterior?. ¿Será ésa la razón por la que se dice que: "Lo más importante en esta vida es vivir felices, pero no podemos ser felices si no ayudamos a los demás a serlo también"?.
  • ¿Cómo puedes hoy mismo lograr ser feliz haciendo evidente tu grandeza de corazón?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada