martes, 8 de julio de 2014

Y sobre todo

Ten un poco de amor para las cosas:
para el musgo que calma tu fatiga,
para Ia fuente que tu sed mitiga,
para las piedras y para las rosas.
 
En todo encontrarás una belleza
virginal y un placer desconocido...
Rima tu corazón con el latido
del corazón de la Naturaleza.
 
Recibe como un santo sacramento
el perfume y la luz que te da el viento...
¡Quién sabe si su amor en él te envía
 
aquella que la vida ha transformado!.
¡Y sé humilde, y recuerda que algún día
te ha de cubrir la tierra que has pisado!.

  

Francisco Villaescusa
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué ecos ha producido en ti este soneto de Francisco Villaescusa?.
  • ¿Por qué y para qué crees que el autor nos invita al final a desarrollar especialmente la cualidad de la humildad?.
  • ¿Qué diferencias hay entre "relacionarnos con la naturaleza con humildad" a "convivir con ella sin el valor de la humildad"?, ¿qué frutos traerán una y otra maneras de estar?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy de manera que puedas decir al final del día que "hoy cultivaste la humildad"?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada