viernes, 18 de julio de 2014

Antes de hablar

Esta es la historia de una joven ciega que se odiaba a si misma y a todo el mundo por ser ciega. Odiaba a todos, menos a su novio que la quería mucho y siempre y para todo estaba a su lado.
Ella aseguraba que él era el amor de su vida y que si vivía era gracias al apoyo y al amor que de él recibía, así que incluso hablaron de matrimonio y formar en breve una familia.
El novio, ya no sabiendo cómo ayudarla para que ella alcanzara la felicidad completa, tomó una drástica solución y finalmente logró solucionar el asunto.  Operaron a su novia y pudo ver. Cuando lo hizo, el novio le preguntó:
- "Ahora que ya puedes verme y valorarme también según lo que ves ¿te casarías conmigo?".
Ella recordó las palabras que se decían días atrás pero... un pensamiento le corroía a toda velocidad su interior: "¿cómo voy a casarme con un chico que ni siquiera tiene ojos?, está peor de como yo estaba antes". No lo pensó más y de inmediato le respondió:
- "No puedo. Nunca me dijiste que fueras ciego, me has estado engañando, eres despreciable, ¡vete, no quiero volver a verte nunca más!".
El novio, triste, lo comprendió y se despidió de su vida. En su partida le dijo: 
- "Tan sólo te pido que cuides muy bien de mis ojos, pues te los regalé y ahora son los tuyos. Te amo."
Hoy, antes de decir algo destructivo, piensa en los que no pueden hablar; antes de quejarte del sabor de tu comida, piensa en los que no tienen que comer; antes de quejarte de tu pareja, piensa en los corazones solitarios y tristes que añoran un compañero; antes de quejarte de tus hijos, piensa en quienes no los tienen y los desean; cuando estés cansado y reniegues de tu trabajo, piensa en los millones que están desempleados y quisieran el tuyo; antes de señalar con el dedo, Y TOMARTE LA ATRIBUCIÓN DE JUZGAR, recuerda que todos hemos cometido errores, y lo seguiremos haciendo. Y cuando el cansancio y las tinieblas quieran timarte y llenarte de pensamientos negativos y destructores, ¡¡SONRÍE!!, SONRÍE y da gracias porque estás vivo y todavía andas por aquí.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • El relato expresa una situación límite, extrema y muy dura en su desenlace pero ¿qué nos enseña?. ¿Qué relación tiene con el "pensar antes de actuar"?.
  • ¿Qué podía haber hecho él para evitar el resultado final?, ¿qué podía haber hecho ella para evitar también ese resultado?.
  • ¿Qué opinas del contenido del último párrafo?, ¿qué conclusiones obtienes de él?.
  • ¿Te pasa que aún metes la pata por no pensar antes de hablar o actuar?. ¿Qué vas a hacer hoy para ejercitar el ser una persona más reflexiva antes de tomar cualquier decisión?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada