martes, 10 de junio de 2014

La casa nueva

Luego de algunos meses de sueño, el oso Lino despertó con una grata sorpresa... había una carta en el buzón de su osera y decía así:
Selva, 20 de abril de 12011.
"Querido amigo Lino:
Tengo casa nueva, me sentiría muy feliz si vinieras a visitarme.
Mi dirección es: Avenida Los Árboles Nº 470. Te estaré esperando. Tú amiga, Dina".
Lino se puso la mejor corbata que tenía, guardó en un pomito un poco de miel y presuroso salió en busca de la nueva casa de su amiga Dina.
Lino encontró la Avenida Los Árboles, dio vueltas por aquí y por allá; pero no lograba hallar la dirección exacta. Se acercó a un Guayabo y le dijo:
- Estoy buscando a una amiga que acaba de mudarse a este barrio, se llama Dina, es una paloma.
-No busques más, Dina vive aquí -dijo el señor Guayabo, señalando a una casita blanca que había sobre una de sus ramas.
- ¡Dina!, ¡Dina!, ¿estás en casa? -gritó Lino.
La paloma descendió y con gran emoción abrazó a su amigo:
- Sabía que vendrías, me da mucho gusto verte, sube conmigo.
Lino la miró con tristeza y le dijo:
- Dina, soy un oso, no tengo alas que me ayuden a subir.
- Bueno, podrías trepar, el señor Guayabo te ayudará.
Lino subió con dificultad, hasta que llegó a las ramas más altas.
- Dina, tu casa es muy pequeña, la única parte de mi cuerpo que puede entrar por la puerta es mi nariz.
- No te preocupes, -dijo la paloma- abriré todas las ventanas tal vez así puedas hacer un esfuerzo y llegar hasta la sala.
Todo intento fue inútil, Lino no podía entrar en la casa de Dina. La paloma llena de tristeza le dijo:
- Lo siento tanto, Lino, quería que tú, mi amigo, sintieras el calor de mi nueva casa.
Una lágrima se escapó de los ojos de Dina, pero Lino se la secó:
- No digas eso, quiero que sepas que me voy muy satisfecho de conocer tu nuevo hogar.
- Pero ni siquiera has podido verlo por dentro.
- Créeme Dina, no necesito llegar al interior para conocerla porque el calor de tu casa está en ti... Porque tú nueva casa es igual a tu corazón.
Lino descendió del guayabo muy contento, se despidió agitando su pata y se alejó por el bosque.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué cualidades descubres en el personaje de Dina en este relato?.
  • ¿En qué consiste la armonía que Lino descubrió en ella?.
  • ¿Hay en ti esa armonía?. Y si acaso ves que no la hay, ¿que crees que sería necesario para alcanzarla?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para crecer en armonía contigo mismo?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada