miércoles, 26 de septiembre de 2012

El águila


El águila es el ave de mayor longevidad. Llega a vivir 70 años. Pero para llegar a esa edad, a los 40 años, deberá tomar una seria y difícil decisión.
A los 40 años sus uñas no son apretadas y flexibles y no consigue agarrar las presas de las cuales se alimenta.  Su pico, largo y puntiagudo, se curva apuntando contra su pecho.  Sus alas  están envejecidas y pesadas, y sus plumas gruesas no son flexibles. Volar se hace ya muy difícil.
Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o  enfrentar su doloroso proceso de renovación, que durará 150 días.
Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, donde no tenga la necesidad de volar.
Ya afincada en ese lugar, el águila comienza a golpear su pico  contra la roca hasta conseguir arrancarlo. Una vez arrancado, esperará el crecimiento de uno nuevo con el que desprenderá una a una sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, procederá a arrancar sus plumas viejas.
Después de cinco meses sale para el famoso “vuelo de renovación” que le dará 30 años más de vida.
En nuestra vida muchas veces tendremos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación.
Para continuar un vuelo de victoria, nos conviene desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos que no nos hicieron bien alguno o bien actúan en el presente como lastre que dificulta nuestro caminar.
Solamente libres de todo aquello que impide o ralentiza nuestro vuelo podremos aprovechar el resultado valioso que una renovación siempre nos trae.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • Anota en una lista tus objetivos más valiosos; en otra lista, anotas aquellas cosas que ves que dificultan o impiden la consecución de tus metas. ¿Con cuál de las dos listas deseas quedarte?.
  • ¿Cómo realiza el águila su proceso de cambio y transformación?, ¿qué nos enseña con ello?.
  • ¿Qué sería necesario para ir desmontando cada uno de los lastres o pesos muertos que dificultan tu caminar por la vida?. ¿Podrías afrontar ese trabajo tú sola?, ¿necesitas ayuda?. ¿Qué puedes hacer tú y en qué podemos ayudarte los demás?.
  • ¿Cómo concretarías hoy y ahora mismo un compromiso que te lleve a renovarte como persona, como mujer y como madre (si acaso vives ya esa maravillosa experiencia)?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada