viernes, 14 de septiembre de 2012

Clase práctica de Derecho

Una mañana, cuando nuestro nuevo profesor de "Introducción al Derecho" entró en la clase, lo primero que hizo fue preguntarle el nombre a un alumno que estaba sentado en la primera fila:
- “¿Cómo se llama?”.
- “Me llamo Juan, señor”.
- “¡Váyase de inmediato de mi clase y no quiero que vuelva nunca más!”, vociferó el desagradable profesor.
Juan estaba de lo más desconcertado. Cuando reaccionó, se levantó torpemente, recogió sus cosas y salió de la clase. Todos estábamos asustados e indignados,.. pero nadie dijo nada.
- “Está bien. ¡Ahora sí!.... Sigamos: ¿Para qué sirven las leyes?...”
Seguíamos asustados; pero, poco a poco, comenzamos a responder a sus preguntas:
-"Para que haya un orden en nuestra sociedad".
-"¡No!",. contestaba el profesor.
- "Para cumplirlas".
- "¡No!".
- "Para que la gente mala pague por sus actos".
- "¡¡No!! .. ¿¡Pero es que nadie sabrá responder esta pregunta!?"...
- "Para que haya justicia", dijo tímidamente una chica.
- "¡Ajá!.. ¡Por fin!... ¡Eso es!... 'Para que haya justicia'. Ahora bien,.. Y , ¿para qué sirve la justicia?".
Todos empezábamos a estar molestos por esa actitud tan grosera. Sin embargo, seguíamos respondiendo:
- "Para salvaguardar los derechos humanos".
- "Bien, ¿qué más?", decía el profesor.
- "Para discriminar lo que está bien de lo que está mal"...
- “¡Seguiiiiir!... “
- "Para premiar a quien hace el bien y castigar al que hace el mal ."
- “¡Mmmm!. Ok, todo eso no está mal; pero... respondan a esta pregunta: ¿Actué correctamente al expulsar de la clase a Juan?...”.
Todos nos quedamos callados, nadie respondía.
- “Quiero una respuesta decidida y, en lo posible, unánime”.
- “¡¡No!!”-dijimos todos a la vez.
- “¿Podría decirse que cometí una injusticia?”.
- “¡Sí!...”
- “Y, entonces, ¿¡por qué diantres nadie hizo nada al respecto!?;  ¿para qué queremos leyes y reglas si no disponemos de la valentía para llevarlas a la práctica?. Cada uno de ustedes tiene la obligación de actuar cuando presencia una injusticia. ¡Todos!. ¡No vuelvan a quedarse callados nunca más!.  Ahora, usted,-dijo mirándome fijamente,- vaya a buscar a Juan y que regrese”.
(Aquel día recibí la lección más práctica de mi clase de Introducción al Derecho).
Aportación de Juan Hernández Jover, Mallorca.
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Por qué crees que el alumnado se quedó sin reacción cuando el profesor expulsó a Juan injustamente de clase?. ¿Cómo hubieras reaccionado tú?.
  • ¿Qué enseñanza quería transmitir este profesor a su grupo de alumnos?. ¿Qué es preferible: "saber excelentemente lo que hay que hacer y cómo" o "llevarlo a la práctica"?, ¿cuál de las dos justicias es mejor: la teórica o la práctica y por qué?.
  • ¿Conoces situacionees de injusticia que estamos permitiendo por miedo, por nuestras dudas o inseguridad?, ¿cómo resolver esas dudas, crecer en seguridad y decisión?, ¿para qué tomar partido, en la práctica, por la justicia?.
  • ¿Qué puedes hacer hoy para hacer crecer la justicia en ti misma y en tu alrededor, con los demás?, ¿cómo lo vas a hacer?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada