lunes, 1 de diciembre de 2014

Huellas en la arena



Esta noche tuve un sueño. Soñé que caminaba por la playa, acompañado del Señor.
Miré hacia atrás y vi pisadas en la arena: unas eran mías y otras del Señor.Así continuamos andando, hasta que todos mis días se acabaron.
Entonces paré y miré hacia atrás. Reparé... que en ciertos lugares apenas había una pisada... y esos lugares coincidían justamente con los días más difíciles de mi vida.
Pregunté entonces al Señor:
- "Señor, tú dijiste que estarías conmigo todos los días de mi vida y yo acepté vivir contigo, mas... ¿por qué me dejaste solo en los peores días de mi vida?".
Y el Señor respondió:
- "Hijo mío, yo te amo.
Dije que estaría contigo en toda tu andadura y que no te dejaría ni siquiera un minuto.
Y ahora te digo:... Los días en que sólo hay una pisada en la arena, fueron los días en que yo te llevaba en mis brazos".

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué reflexiones te haces a partir de este relato?.
  • ¿Cuáles pueden ser las razones por las cuales creemos que estamos solos y que Dios nos ha abandonado?.
  • ¿Qué hacer, qué actitudes adoptar y cómo a partir de ahora para que nuestra confianza en Él no sea sólo de palabra y en algunos momentos sino una actitud, una forma de vida que nos llene completamente?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para vivir tu fe y confianza plena en Él?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada