miércoles, 3 de diciembre de 2014

Más allá de los propios límites


Un arquero caminaba por los alrededores de un monasterio hindú, conocido por su dureza en las enseñanzas, cuando vio a los monjes en el jardín bebiendo y divirtiéndose.
- ¡Qué cínicos son aquéllos que buscan el camino de Dios,
-dijo el arquero en voz alta- dicen que la disciplina es importante y se emborrachan a escondidas!.
Acercándose un Monje le preguntó:
- Si tú disparas cien flechas seguidas, ¿qué le pasaría a tu arco?
-preguntó el más viejo de los monjes.
- Mi arco se quebraría
-respondió el arquero.
- Si alguien se esfuerza más allá de los propios límites, también quiebra su voluntad
-dijo el monje. Luego añadió:
 - Aquél que no equilibra el trabajo con el descanso pierde el entusiasmo, agota su energía y no llega muy lejos.

Paulo Coelho
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Te parece acertada la respuesta que le dio el monje al arquero tras sus observaciones?. ¿Qué hubieras respondido tú?.
  • ¿Qué crees que nos enseña este pequeño cuento de Paulo Coelho?.
  • ¿Cómo cuidas el equilibrio entre tu trabajo y el descanso?, ¿qué significa la prudencia en ese equilibrio?, ¿para qué guardar esa prudencia?.
  • ¿Qué vas a hacer hoy para ser más prudente, dosificar mejor tus fuerzas sin dejar de luchar por lo que tú crees y necesitas?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada