viernes, 26 de septiembre de 2014

Enseñar a ser autónomos

¿A qué nos referimos cuándo hablamos de "enseñar a ser autónomos"?.
En la docencia existe una competencia llamada “ Competencia en Autonomía e Iniciativa Personal” y consiste en lo siguiente:
Ser capaz de convertirse en dueño de sí mismo y conducir de forma reflexiva y responsable la propia vida, ser capaz de protagonizar propuestas y proyectos de diversa índole y alcance, ser capaz de autonomía e iniciativa y a la vez cooperar con los demás sin aislarse en un individualismo insolidario,…
Un reto inabarcable desde una visión positivista de la educación, y muy difícil de conseguir desde cualquier otro enfoque  pedagógico si reducimos la educación sólo a las paredes de un aula; es decir, la cuestión no es sólo cosa de la escuela sino de cualquier ámbito educativo: en la familia, en la catequesis, en las actividades extraescolares,... en todo espacio educativo podemos ayudar a nuestros hijos a adquirir cada vez mayor autonomía y desarrollo de su libre iniciativa.
Nuestro punto de mira es promover el autogobierno de los niños y niñas y la gestión eficiente de su propia vida.
Pero… se aprende a ser autónomo practicando la autonomía,  el espíritu emprendedor necesita de emprendimientos y esto sólo se  puede conseguir a partir de poner al niño o niña ante tareas en las que tenga que desenvolverse solo y cuando plantee dudas o se bloquee... en lugar de dar respuestas que cierren las cuestiones demos pistas, ayudemos a razonar, deducir,... y enseñémosles a manejar los instrumentos adecuados para adquirir esa información que necesitan.
Y es aquí donde las nuevas tecnologías nos pueden ayudar como padres, educadores o docentes, emplazando a los niños y niñas a tomar decisiones, ayudándoles a perseverar en el esfuerzo y en el cumplimiento  de sus compromisos personales y colectivos… en definitiva convirtiéndolos en protagonistas de su propio proceso de enseñanza y aprendizaje.
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Estamos de acuerdo con los planteamientos de este artículo?. Si lo estamos ¿por qué nos cuesta tanto dar un poco más de "cancha" a nuestros hijos y permitirles explorar sin tanto proteccionismo y directivismo por nuestra parte?.
  • ¿Qué buscamos con nuestro afán de protección?. ¿Qué buscamos fomentando su autonomía?.
  • ¿Cómo equilibrar ambos movimientos en la educación que les damos y lograr los objetivos pretendidos?.
  • ¿A qué te comprometes hoy para ir reduciendo en lo posible el directivismo y aumentar el acompañamiento en el proceso de autonomía de nuestros hijos?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada