jueves, 18 de octubre de 2012

Necesito tu risa

Déjame contemplar tu risa
que envidio la ternura de tu rostro

y deseo cercana tu vida inocente
hasta encontrarte, tenerte, besarte…
Tan sólo un corazón y un alma para ofrecerte
tan sólo unas palabras, un cuento
y una canción te doy.
Tú dame tu sonrisa
Esa risa agradecida
y a la vez insultante a quien ignorarte quiere
Necesito tu sonrisa para reírme del mundo
y dejar de llorar.
(Aportación de Juan Hernández Jover)
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Reaccionamos igual ante una persona que nos sonríe que ante otra que nos mira con tristeza o amargura?. ¿No puede ocurrirles a los demás como nos ocurre a nosotras?.
  • ¿Qué motivos hallas hoy para sonreir?, ¿y para llorar?. ¿Qué gesto de los dos producirá en nosotras y en los demás mejor efecto?.
  • ¿De quién depende la decisión de adoptar una actitud u otra?. Si agradecemos la sonrisa de los demás ¿no podríamos nosotras hacer lo mismo cada día?.
  • ¿Qué te propones hacer hoy para sembrar en los espacios en que te muevas expresión de lo que tú misma y el mundo entero necesitan?. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada