viernes, 7 de octubre de 2016

Enseñar a ser amables

Ser amable significa ser digno de ser amado, ser cariñoso, afectuoso, gentil, cortés, agradable, servicial, afable, incluso gracioso y risueño. Cualidades todas ellas que deben ser formadas en los niños desde la más temprana edad. Ser amable también es ser atento, brindar atención y respeto sobre todo a los menos aptos, desvalidos, y necesitados.
Cómo los niños pueden aprender a ser amables.
La amabilidad no nace con el niño, éste es impulsivo por naturaleza, y a ser amable y cortés se aprende en las más diversas actividades de la vida cotidiana. Los niños asimilan las normas de comportamiento social en la medida que los adultos los entrenan y enseñan a comportarse de acuerdo con esas normas.
La amabilidad implica a su vez la igualdad, el tratamiento por igual a niños y niñas, y la delicada cortesía de unos a otros, por lo que han de aprender a ser corteses con todos los compañeros y compañeras, y ayudarles en todo momento.
El juego de roles, en el que es posible modelar las más diversas situaciones en las que esté implícito el ser amable y cortés, es una de las vías más importantes para que los niños interioricen este valor. Pero no hay nada más efectivo que el ejemplo del adulto para enseñar las normas de la amabilidad; por eso los padres deben ser modelos a imitar de estas cualidades.
14 ideas para enseñar a ser amables a los niños:
Cómo ser amable cuidando de su cuerpo y de su imagen:
- Lavándose las manos antes de comer;
- Cepillando los dientes después de cada comida;
- Alimentándose bien;
- Mostrando cuidado en su vestimenta para ensuciarla lo menos posible o evitar romperla; etc.
Cómo ser amable, considerando a los demás:
- Saludando a las personas con las cuales se encuentre;
- Demostrando afecto a los compañeros de la escuela y a los amigos;
- Reconociendo las enseñanzas que le aporta su profesora;
- Compartiendo su material escolar;
- Jugando sin peleas con sus compañeros;
- Dando de comer a su mascota;
- Agradeciendo a sus padres por la comida, poder dormir bajo techo,...;
- Ayudando y acompañando a sus padres a la compra;
- Ofreciendo ayuda cuando alguien la necesita;
- Cediendo el paso a las personas mayores en una escalera, acera, asiento de la guagua,....

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué otras ideas añadirías tú a esta lista para enseñar a ser amables a los niños?.
  • ¿Por qué crees que el artículo resalta el EJEMPLO de los adultos para que los niños y niñas aprendan y vivan mejor el valor de la amabilidad?.
  • ¿Qué efectos crees que traerá consigo el que nuestros hijos entiendan bien esto y lo vivan a diario?.
  • ¿Qué vas a hacer hoy para llevar estas ideas a la práctica o evidenciar que ya estás en ello?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada