domingo, 3 de julio de 2016

Expulsión de los vendedores del Templo

Entró Jesús en el Templo y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el Templo; volcó las mesas de los cambistas y los puestos de los vendedores de palomas.
Y les dijo:
- «Está escrito: "Mi Casa será llamada Casa de oración". ¡Pero vosotros estáis haciendo de ella una cueva de bandidos!».
También en el Templo se acercaron a él algunos ciegos y cojos, y los curó.
Mas los sumos sacerdotes y los escribas, al ver los milagros que había hecho y a los niños que gritaban en el Templo:
- «¡Hosanna al Hijo de David!», se indignaron y le dijeron:
- «¿Oyes lo que dicen éstos?».
- « -les dice Jesús-. ¿No habéis leído nunca que "De la boca de los niños y de los que aún maman te preparaste alabanza"?».
Y dejándolos, salió fuera de la ciudad, a Betania, donde pasó la noche.
(Mt.21,12-17)
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué tres hechos significativos se producen cuando Jesús entra en el Templo?. ¿Qué relación tiene esto con el Reino de Dios?.
  • ¿Por qué a Jesús le parece mal aquella costumbre, aceptada por el poder religioso de la época, de mercadear en las dependencias del Templo?. ¿Qué busca Jesús con el gesto de echar de allí a los cambistas y mercaderes?.
  • ¿Qué significado tiene la "curación de ciegos y cojos dentro del Templo"?. ¿Qué enseña Jesús con este gesto?. ¿Y qué significa la alabanza de los niños + el respaldo que Jesús hace de ellos?.
  • ¿Qué compromiso puedes adoptar hoy para evidenciar en ti que te hallas en camino de construir ese Reino de Dios que es justicia, liberación y encuentro con Dios?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada