miércoles, 11 de marzo de 2015

Una Cuaresma distinta

Despréndete de tantas palabras huecas y sin sentido; llénate de la Palabra de Dios.
Vive la Eucaristía. Un peregrino, no puede llegar al final de su trayecto, sin saber por qué o por quién lo hace.
Vive con sobriedad. La felicidad la da el uso correcto y sensato de las cosas, no el despilfarro ni la simple apariencia.
Busca espacios para el silencio. El camino hacia todas las cosas grandes pasa por el silencio.
Si estás distanciado o enfadado con alguien, derriba esos muros que los separan.
El árbol no niega su sombra ni al leñador. Juntar las manos para rezar está bien; abrirlas para ayudar es mejor aún.
El que tiene lo suficiente para poder hacer bien a los otros es rico.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué opinas de cada una de estas cuatro recomendaciones centrales para ser vividas durante el tiempo de Cuaresma?. ¿Cómo las estás aplicando a tu propia vida?.
  • ¿Qué significa para ti la expresión "juntar las manos para rezar está bien; abrirlas para ayudar es aún mejor"?.
  • ¿Qué propondrías a tu comunidad, grupo de amigos o personas con las cuales convives, tu familia,... para vivir con mayor sentido esta Cuaresma?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para llevar a la práctica al menos alguna de las recomendaciones que el artículo nos plantea?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada