sábado, 21 de marzo de 2015

Ayuna

Te deseo Feliz tiempo de cuaresma con el ayuno:
Ayuna de juzgar a otros y llénate de Cristo que vive en ellos.
Ayuna de descontento y llénate de gratitud.
Ayuna de enojos y llénate de paciencia.
Ayuna de pesimismo y llénate de optimismo.
Ayuna de preocupaciones y llénate de confianza en Dios.
Ayuna de quejarte y llénate de asombro por la maravilla del misterio que es la vida.
Ayuna de las presiones que no cesan y llénate de una oración que no cesa.
Ayuna de amargura y llénate de perdón.
Ayuna de desaliento y llénate de esperanza.
Ayuna de darte importancia a ti mismo y llénate de compasión por los demás.
Ayuna de pensamientos de debilidad y llénate de las promesas que te hizo Dios.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿De qué sueles ayunar cuando llega la Cuaresma?.
  • ¿Sirve de mucho ayunar de carne si luego nos atiborramos de pescado o marisco que resulta carísimo y finalmente sacamos la conclusión de que ese "ayuno" ha dejado todo tal cual estaba... menos el bolsillo?.
  • ¿Cuál tienen que ser el verdadero sentido del ayuno?, ¿a qué nos tiene que llevar?.
  • ¿A qué te vas a comprometer en el día de hoy para llevar a cabo un ayuno como el que el artículo te propone y que éste te sirva a ti y a las personas con las cuales te relaciones?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada