miércoles, 19 de noviembre de 2014

Pensemos y actuemos



“Había una vez una jirafa que quería ir de compras. Un día fue a un centro comercial y había tantas cosas que comprar, y tan bonitas, que decía:
- ¡Oh un bolso!, y ¡qué collar tan bonito!. Este pantalón me encanta. Me lo compraré todo y también un poco de hierba.
La jirafa fue a pagar y se gastó mucho dinero. Se fue muy contenta a su casa y empezó a sacar todas las cosas que había comprado. Pero, pronto la tristeza le invadió porque… en la selva no necesitaba un bolso, ni un collar, ni un pantalón”.

Pensemos, pensemos sobre nuestros hábitos de consumo y actuemos; algunas ideas:
1.- Tomar conciencia de que somos consumidores y que hay intereses que no tienen que ver con nosotros sino sólo con nuestro bolsillo.

2.- Aceptar hasta qué punto somos libres o no a la hora de consumir. Analicemos las tácticas comerciales, la publicidad,...

3.- Ya que de una u otra manera consumimos, decidamos lo que consumimos, por qué y para qué.

4.- Hagamos el esfuerzo de estar informados sobre lo que vamos a consumir: procedencia, condiciones humanas y medioambientales afectadas,...

5.- Seamos conscientes de cuáles son nuestras necesidades reales, no las que nos dicen que hemos de cubrir.

6.- Desactivemos el mecanismo que entiende que la felicidad consiste en los bienes de consumo (la felicidad no está en las cosas sino en nosotros mismos).
7.- Vincularnos a las asociaciones de consumidores y a movimientos ciudadanos que trabajen por un consumo responsable.

8.- Protestar por escrito ante productos obtenidos sin criterios de respeto a la dignidad humana ni al medio ambiente, aunque ello suponga una molestia para nosotros (tiempo, papelorios,...).

9.- Hacer un esfuerzo para consumir aquello que menos dañe a la naturaleza. Cuidado con productos tan envasados que abulta más el envoltorio que su contenido.

10.- Contagiar a otros con nuestras opiniones para que se opte por un consumo que no genere injusticias ni degradación del medio ambiente.

11.- Comprar, en la medida de lo posible, en la red de “comercio justo”aunque algunos productos sean algo más caros que en las grandes cadenas de distribución.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  •  ¿Qué recomendaciones de las aquí expuestas resaltarías especialmente y por qué?.
  • ¿Añadirías algunas recomendaciones más?, ¿cuáles?.
  • ¿Te considersa una persona responsable en el consumo y libre en cuanto a tus criterios para comprar una cosa u otra?, ¿qué crees que es necesario para poder ser realmente independiente y evitar que nos coman el coco fácilmente?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para evidenciar progreso en tus hábitos de consumo responsable?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada