sábado, 15 de noviembre de 2014

La mujer y el puente

Una mujer, cansada y sintiéndose desatendida por la cantidad de horas que trabaja su marido -el cuál estaría varios días fuera en un viaje de negocios- se deja seducir en la casa de otro hombre, al otro lado del río del pequeño pueblo donde vive. Durante la noche, el marido llama a la mujer al móvil para avisar de que se suspendió el trabajo y está volviendo a casa, por lo que la mujer decide irse de la casa de su amante para volver a tiempo a su hogar sin que el marido le descubra.
Sin embargo, al intentar cruzar por el puente, se encuentra con un loco con un cuchillo que amenaza con matarla si intenta cruzar. La mujer asustada, retrocede, sabiendo que la única forma de llegar a su casa es cruzar ese río.
Un poco más abajo, en la orilla encuentra a un barquero, que le ofrece ayudarla a cruzar a la otra orilla si le paga cierta cantidad de dinero. La mujer acepta, pero en ese momento no lleva dinero encima, por lo que el barquero se niega a llevarla si no le paga antes de cruzar el río.
La mujer recuerda que cerca de allí vive un amigo suyo, al cual no ve desde hace mucho tiempo. Su amigo le responde que desde siempre estuvo enamorado de ella y nunca le había hecho el menor caso hasta ahora. Muy afectado y decepcionado, se niega a darle el dinero.
La mujer vuelve entonces a casa de su amante para pedirle dinero para pagar al barquero, pero el amante no le abre la puerta, temiendo que su marido la haya descubierto.
La mujer, desesperada porque se le acababa el tiempo, decide cruzar el río por el puente, y el loco cumpliendo su advertencia, la mata.
De los personajes del relato (mujer, marido, amante, barquero, amigo y loco), ¿cuál o cuáles son los responsables de la muerte de la mujer?.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • Piense cada cual en la pregunta con que termina el artículo y anote su respuesta, así como sus razones para concluir en eso. Luego reúnanse en grupo y pongan en común sus respuestas aportando también las razones y tratar de llegar finalmente a una conclusión consensuada.
  • ¿Qué conclusiones obtuvieron a partir de esta reflexión?. ¿Podemos juzgar a alguien sólo por lo aparente?, ¿conocemos a fondo todas sus circunstancias, limitaciones,... como para determinar si ha de ser cargada con la culpabilidad que en apariencia merece?.
  • ¿Qué opinas de la expresión: "Nadie puede juzgar ni condenar porque para eso haría falta tener la capacidad de salvar. Y si sólo puede salvar Dios, entonces ¿cómo nos atrevemos a condenar sin capacidad de poder salvar?".
  • ¿Cuál puede ser tu compromiso de hoy para juzgar y condenar menos y acoger al otro por encima de sus limitaciones y errores?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada