martes, 18 de junio de 2013

La serpiente y la luciérnaga

Cuenta la Leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga; ésta huía rápido con miedo de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir. 
Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada. En el tercer día, ya sin fuerzas la luciérnaga paró y dijo a la serpiente: 
-¿Puedo hacerte tres preguntas?.
-No acostumbro dar ese privilegio a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar... 
-¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?.
-No, contestó la serpiente.
-¿Yo te hice algún mal?. 
-No, volvió a responder el reptil. 
-Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?

-¡Porque no soporto verte brillar!.
Anónimo
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • ¿Qué enseñanzas crees que transmite este cuento?. ¿Puede la luciérnaga "dejar de brillar" siendo que es algo constitutivo de ella?.
  • ¿Qué es la envidia?, ¿por qué se produce el sentimiento de la envidia?. ¿Qué solemos hacer, decir,... cuando sentimos envidia de alguien?. ¿Nos hace felices?.
  • Si observamos que alguien tiene envidia de nosotros por ser como somos ¿es solución dejar de ser nosotros mismos sólo para que ese alguien deje de acosarnos con sus envidias?, ¿qué actitudes adoptar ante una situación así?.
  • ¿Cuál puede ser tu compromiso hoy para evitar que la envidia haga daño en nuestro corazón y también evitar que haga daño a los demás?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada