sábado, 18 de mayo de 2013

Ámela


Un esposo fue a visitar a un sabio consejero, y le comentó que ya  no quería a su esposa, y que pensaba separarse
El sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y tan sólo le dijo una palabra:
-ÁMELA”. Luego se calló.
- “Pero es que ya no siento nada por ella”, replicó el esposo.
- “ÁMELA”, repuso el sabio.
Y ante el desconcierto del esposo, después de un breve silencio, agregó lo siguiente:
- “Amar es una decisión, no es un sentimiento. Amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor.  El amor es un ejercicio de jardinería: Arranque lo  que hace daño, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide. Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, pero no por eso abandone su jardín. Ame a su pareja,  es decir: acéptela, valórela, respétela, dele afecto y ternura,  admírela y compréndala. Eso es todo, ámela".

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • Según el sabio ¿en qué consiste "amar"?. ¿Observas eso en los ejemplos que has observado hasta ahora?. ¿Cuál crees que es la causa principal de los divorcios o separaciones en las parejas?.
  • Si en la actualidad tienes una relación estable ¿cómo llevan ambos esa relación de amor?, ¿en qué gestos concretos lo hacen consistir?.
  • ¿De qué es síntoma el que "estemos buscando más el reproche al  otro que el amar al estilo de como nos dice el sabio"?, ¿cómo reaccionar, cómo hacer para mejorar?.
  • ¿A qué te comprometes hoy para demostrar más amor y sentir que esa acción responde a tus deseos de felicidad para contigo misma y para con tu pareja?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada