sábado, 26 de enero de 2013

Estrellas de mar


Cierto día, caminando por la playa reparé en un hombre que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar. Hacía lo mismo una y otra vez.
Tan pronto como me aproximé me dí cuenta de que lo que el hombre agarraba eran estrellas de mar que las olas depositaban en la arena, y una a una las arrojaba de nuevo al mar.
Intrigado, lo interrogué sobre lo que estaba haciendo, a lo cual me respondió:
- Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano…. Como ves, la marea es baja y estas estrellas han quedado en la orilla… si no las arrojo al mar morirán aquí por falta de oxígeno”.
- Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa. No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas… Quizás no te des cuenta de que esto suceda probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa ¿no estás haciendo algo que no tiene sentido?”.
El nativo sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina… y mientras la lanzaba de vuelta al mar respondió:
- ¡Para ésta sí lo tuvo!”.
Nada puedo hacer para solucionar las penas del mundo pero mucho puedo hacer para ayudar en el pedacito de mundo que me toca.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué conclusiones obtienes de este relato?, ¿qué nos enseña?.
  • ¿Cómo estaría el mundo si todos adoptáramos la actitud del que cuestiona al otro hombre por devolver al mar aquellas estrellas de mar varadas en la  arena?. ¿Cómo estaría este mundo si optarámos por seguir todos el ejemplo del salvador de estrellas?.
  • Atendiendo a tu realidad concreta ¿qué cosas puedes hacer tú para mejorarla y hacerla como crees que debiera ser?.
  • ¿A qué compromiso te comprometes hoy y aquí para hacer realidad esas acciones que ayuden a mejorar la realidad que te rodea?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada