jueves, 8 de enero de 2015

Tomar conciencia

¿La conciencia se toma?. ¿Es como beber un vaso de leche o una gaseosa?. ¿Por qué cuando comprendemos algo que nos era desconocido decimos que tomamos conciencia?.
Tomar conciencia es aumentar nuestro grado de autoconocimiento. Pero esto no tendrá ningún sentido si no tiene un impacto sobre nuestra autoadministración y autogobierno. De hecho, si esa supuesta toma de conciencia no tiene influencia sobre nuestro comportamiento, entonces eso quiere decir que aun no hemos tomado conciencia.  Parece un trabalenguas pero es así. Nada nos ganamos con saber (conocimiento) la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, si no actuamos en consecuencia (discernimiento).
Y para poder discernir... hace falta tener muy clara nuestra escala de valores: ellos serán nuestra guía porque ellos nos aportan los criterios, el valor de las cosas y de nuestras relaciones con nosotros mismos, con las demás personas y con todo el mundo circundante. Por eso es tan importante saber educar en valores y a través de ellos formar nuestra conciencia y con ella tomar postura ante la realidad.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Cuáles son tus valores, aquéllos a los que les concedes la máxima importancia?. Si tuvieras que ordenarlos de 1º al 5º  por orden de importancia para ti ¿cómo sería ese orden?.
  • ¿Cómo integrar los valores en nuestra conducta y que esta conducta sea coherente con nuestra identidad?.
  • ¿Qué sería para ti "tomar conciencia" de la realidad y actuar en consecuencia?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso de hoy para dar algún paso más en toma de conciencia de la realidad?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada