jueves, 20 de marzo de 2014

Oración, limosna y ayuno

Dice el Papa Francisco en su último párrafo de la carta para la Cuaresma 2014:
"Queridos hermanos y hermanas, la Cuaresma nos invita a “entrenarnos” espiritualmente, también mediante la práctica de la limosna, para crecer en la caridad y reconocer en los pobres a Cristo mismo. Los Hechos de los Apóstoles cuentan que el Apóstol San Pedro dijo al hombre tullido que le pidió una limosna en la entrada del templo:
- “No tengo plata ni oro; pero lo que tengo, te lo doy: en nombre de Jesucristo, el Nazareno, echa a andar” (Hch 3,6).
Con la limosna regalamos algo material, signo del don más grande que podemos ofrecer a los demás con el anuncio y el testimonio de Cristo, en cuyo nombre está la vida verdadera. Por tanto, que este tiempo esté caracterizado por un esfuerzo personal y comunitario de adhesión a Cristo para ser testigos de su amor. María, Madre y Sierva fiel del Señor, ayude a los creyentes a llevar adelante la “batalla espiritual” de la Cuaresma armados con la oración, el ayuno y la práctica de la limosna, para llegar a las celebraciones de las fiestas de Pascua renovados en el espíritu. Con este deseo, os imparto a todos una especial Bendición Apostólica".

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • ¿Por qué es tan importante para un cristiano la oración, el ayuno y la caridad, la solidaridad con el pobre y empobrecido?.
  • ¿Qué significa para ti el ayuno, de qué hay que ayunar realmente?. ¿Qué es orar?. ¿Qué es "practicar limosna"?.
  • ¿Podríamos dedicar un día a vivir plenamente estos tres medios: oración, ayuno y caridad para vivir la Cuaresma?, ¿cómo?.
  • ¿A qué te vas a comprometer concretamente para lograr cumplir con estos elementos de la vida cristiana?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada