miércoles, 24 de agosto de 2016

Tres fábulas para la responsabilidad

Los ratones poniendo el cascabel al gato.
Un hábil gato hacía tal matanza de ratones, que apenas veía uno, era cena servida. Los pocos que quedaban, sin valor para salir de su agujero, se conformaban con su hambre. Para ellos, ése no era un gato, era un diablo carnicero. Una noche en que el gato partió a los tejados en busca de su amor, los ratones hicieron una reunión sobre su problema más urgente.
Desde el principio, el ratón más anciano, sabio y prudente, sostuvo que de alguna manera, tarde o temprano, había que idear un medio, de modo que siempre avisara la presencia del gato y pudieran ellos esconderse a tiempo. Efectivamente, ese era el remedio y no había otro. Todos fueron de la misma opinión, y nada les pareció más indicado.
Uno de los asistentes propuso ponerle un cascabel al cuello del gato, lo que les entusiasmó muchísimo y decían sería una excelente solución. Sólo se presentó una dificultad: quién le ponía el cascabel al gato.
¡Yo no, no soy tonto, no voy!.
¡Ah, yo no sé cómo hacerlo!.
En fin, terminó la reunión sin adoptar ningún acuerdo.
Nunca busques soluciones imposibles de realizar ni te pavonees por idear grandes planes si luego no te comprometes de lleno en ellos.

La zorra y los racimos de uvas.
Estaba una zorra con mucha hambre, y al ver colgando de una parra unos deliciosos racimos de uvas, quiso atraparlos con su boca.
Mas no pudiendo alcanzarlos, se alejó diciéndose:
¡Ni me agradan, están tan verdes…!.
Nunca traslades la culpa a los demás de lo que no eres capaz de alcanzar.

El jardinero y las hortalizas.
Un hombre se detuvo cerca de un jardinero que trabajaba con sus legumbres, preguntándole por qué las legumbres silvestres crecían fuertes y vigorosas, y las cultivadas flojas y desnutridas.
- Porque la tierra-repuso el jardinero-, para unos es dedicada madre y para otros descuidada madrastra.
Del interés que se ponga en un asunto, así se desarrollará y así será el fruto que se recoja.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué conclusiones obtienes tú de cada una de estas tres fábulas?. ¿Qué tiene que ver cada una de ellas con el valor de la "responsabilidad"?.
  • ¿Qué piensas de las frases escritas en negro al final de cada una de las fábulas?, ¿qué efectos puede tener en las personas vivir esas conclusiones?.
  • ¿Qué realidades o proyectos hay en tu vida que necesiten de mayor compromiso, de mayor sentido de la responsabilidad por tu parte?.
  • ¿Qué vas a hacer hoy para dar muestras de mayor responsabilidad sobre ti misma y tus proyectos?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada