jueves, 16 de abril de 2015

Coltán

ZAIRE:
Población:  Más de 70 millones de habitantes. Esperanza de vida: 47 años. Superficie 2,34 millones de Km2. Capital: Kinshasa. Grandes Reservas Ecológicas y de minerales. 80% reservas mundiales de coltán.
¿QUÉ ES EL COLTAN?:
El oro gris. El coltán es la abreviatura de dos minerales: colombio y tantalio, Es muy escaso en la naturaleza. Es un recurso estratégico, imprescindible para el desarrollo de las nuevas tecnologías.
¿PARA QUÉ SIRVE?:
Para la fabricación de: Teléfonos móviles, GPS, satélites artificiales, armas teledirigidas, televisores de plasma, videoconsolas, ordenadores portátiles, PDAs, MP3, MP4, cohetes espaciales, misiles, juguetes electrónicos, cámaras de fotos…
EL TRABAJADOR DEL COLTAN:
Un buen trabajador puede producir un kilo de coltán al día. La media de un trabajador congoleño son 10$ al mes, mientras que un trabajador del coltán puede conseguir de 10$ a 50$ a la semana. El boom de la tecnología reciente ha hecho que el precio del coltán se dispare llegando a 500$ el kilo. Compañías como Bayer, Nokia o Sony se pelean por él.
¿QUIÉNES TRABAJAN EN LAS MINAS?:
Campesinos y ganaderos jóvenes que dejan sus campos. Durante la guerra del Zaire: desplazados de guerra y prisioneros de guerra. Hoy miles de niños, cuyos cuerpos pueden fácilmente adentrarse en las minas a ras de tierra. Siempre estrechamente vigilados.
CONSECUENCIAS SOCIALES DE ESTA SITUACIÓN:
Los trabajadores extraen coltán de sol a sol. Duermen y se alimentan en la selva montañosa de la zona. Los chicos y chicas no van a la escuela. Muchas enfermedades por falta de agua limpia, de alimentos, jornadas agotadoras... y SIDA que lleva a la muerte. Cada kilo de coltán que se extrae  cuesta la vida a dos niños. Muchos de estos niños y jóvenes mueren víctimas de horribles desprendimientos de tierra. Miles de desplazamientos. Nuestro desarrollo y bienestar es a costa de su pobreza y del dolor que han de soportar.
CONSECUENCIAS MEDIOAMBIENTALES:
Para extraer el coltán se han invadido los parques nacionales del Congo. Los bosques y los campos de cultivo se transforman en lodazales. Las gentes del lugar dejan de cultivar sus tierras. La población de elefantes ha disminuido un 80%. La población de gorilas ha descendido un 90 %.
El Zaire, país inmensamente rico, vive empobrecido y en proceso de expolio constante. El Zaire se desangra por la codicia de las multinacionales en complicidad con los gobiernos. 
¿QUIÉN FINANCIA ESTE EXPOLIO Y DESTRUCCIÓN?:
Durante la guerra del Zaire fueron Ruanda, Uganda y Burundi. Después de ellos han sido y son las grandes corporaciones como: Nokia, Alcatel, Apple, Nikon, Ericson, Bayer,… todos ellos y más se citan en el Informe de la ONU como saqueadoras; ellas financiaron la guerra del Zaire apoyando a gobiernos corruptos y ahora siguen enganchadas a esta barbarie.
¿QUÉ PODEMOS HACER?:
En primer lugar informarnos de cómo se han fabricado los aparatos electrónicos que compramos, de dónde provienen sus componentes y en qué condiciones han tenido que trabajar todas las personas que han contribuido en el producto de principio a final.
En segundo lugar… preguntémonos: ¿necesitamos de verdad cambiar de móvil todos los años o bien cada vez que salga un modelo con más o mejores prestaciones que el que ya teníamos?, ¿qué calidad real de vida nos produce el consumismo?, ¿qué consecuencias tiene para la naturaleza, para los pueblos que habitan en las zonas en las que se produce este expolio?, ¿por qué tanta obsesión en crear programas aparejados al móvil “de uso personal, privado”?, ¿no será que lo que pretenden es que cada aparatito sólo sirva para una persona y ello nos lleve a no compartir dichos aparatos?, ¿no estamos cayendo en intereses que nada tienen que ver con nosotros y sí con el bolsillo de una minoría que se enriquece a costa nuestra y de los más pobres?… La cosa da mucho que pensar.
En tercer lugar, seamos difusores y denunciantes de este tipo de atropellos con la naturaleza y contra nosotros mismos. No permitamos que sigan exprimiéndonos a todos, poco a poco pero inexorablemente.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué datos podríamos añadir a lo que esta síntesis sobre el asunto expone?.
  • ¿Qué razones, detectadas aquí o que ves tú mismo/a, tenemos para tomarnos en serio este asunto y buscar y exigir alternativas que de momento el sistema no quiere tomar?.
  • ¿Cómo podríamos forzar a las multinacionales que negocian con este compuesto mineral -a cualquier precio, es decir, demostrando un desprecio absoluto por la dignidad humana- a cambiar sus actitudes?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso de hoy para contribuir a ese cambio que ya no sólo es necesario sino urgente?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada