sábado, 15 de diciembre de 2012

Son días para eso

- "¿Qué estás haciendo con ese aparato, tecleando constantemente?, si estamos viendo la tele".
- "Me estoy comunicando con mis amigos, abuelo,... pero ya que estamos... yo querría tener ya un "iphone 5" porque este cacharro no tiene...".
El abuelo viéndolas venir le dice al nieto:
- "¿Vamos a la calle un rato?, damos un paseo y luego te invito a tomar un helado".
Sentados en un banco de la calle observaban ambos la gente entrando y saliendo de una gran superficie comercial de la que colgaban lindas estrellas y guirnaldas luminosas que envolvían un slogan que decía: "Hazle un regalo a tu vida... porque es Navidad"; tras haber ido conversando antes de llegar aquí sobre todo lo que iban viendo por la calle, el abuelo preguntó:
- "¿Qué te parece todo eso que hemos visto?"
- "Abuelo, es lo de siempre sólo que en estos días es una exageración: mucha gente en las calles, con muchas prisas -y eso que estamos en vacaciones- muchas lucecitas, anuncios por todas partes,... las teles con muchísimos anuncios, todo el mundo comprando un montón de cosas... ¡y luego dicen que estamos en crisis!, que no hay dinero dicen."
- "¿Crees que necesitamos en verdad todo eso?".
- "Yo me conformo con el iphone 5".
El abuelo guardó unos segundos de silencio y apoyando su brazo sobre los hombros de su nieto prosiguió:
- "Pide las cosas realmente imprescindibles, no te obsesiones con lo que en realidad no necesitas. Elige cosas de precio razonable: que no te ciegue la publicidad y su constante bombardeo con marcas y cosas que ellos mismos harán cambiar dentro de nada para tenerte siempre esclavo de las modas y novedades. Cuida las cosas que ya tienes para que te duren más y no tengas que volverlas a pedir. Cuando veas un anuncio, como todos los que hoy hemos visto, reflexiona y piensa si necesitas de verdad lo que te quieren vender".
El niño guardó inmediatamente su "iphone 4" en el bolsillo de su chaqueta y le dijo al abuelo:
- "Creo que es la hora del helado, abuelo, pero prefiero ir al parque a sentarnos un rato entre los árboles y el césped y a jugar a las adivinanzas contigo".

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué nos enseña este diálogo entre el abuelo y su nieto?. ¿Por qué crees que el niño estaba tan obsesionado por tener el último modelo de iphone?, ¿era realmente una necesidad vital?.
  • ¿Para qué compramos las cosas?, ¿para qué nos bombardean con tanta publicidad los comerciantes?. De todo lo que tienes ¿qué cosas hay de las que podrías prescindir, o no las necesitas para vivir?.
  • ¿Son realizables las ideas que el abuelo le propone al nieto?. ¿Cómo las podríamos llevar a cabo en nuestra casa?. ¿Qué hacer con aquello que no necesitemos o con el dinero que ahorremos? (mientras unos en nuestro país viven del capricho en otras partes del mundo mueren a diario miles de personas de hambre y sed).
  • ¿A qué te comprometes tú misma para practicar a partir de hoy un consumo más responsable, más acorde con las necesidades reales y más libre del montaje publicitario?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada