domingo, 29 de enero de 2017

Soledad

¡Hola mi querida soledad!
Perdona este atrevimiento,
pues ya te considero mi amiga,
vives conmigo hace ya tiempo.

Eres placentera y necesaria,
cuando te instalas al ser elegida,
pero cómo dueles por dentro,
cuando tu visita no es bienvenida.

¿Podrías llamar a su puerta
y en mi nombre preguntarle,
si de mis labios aún se acuerda
y si mis besos puedo llevarle?

Si su respuesta es afirmativa,
en decírmelo no te demores,
aquí no hace falta que llames,
eres dueña de mis amores.

Sabré pronto si no te abre,
porque volveré a percibir
lo dura y gélida que eres,
ya que tú, no sabes mentir.

Eres pañuelo de mis noches,
compañera de mis días
y aunque nada me reproches,
¡márchate!, necesito alegrías.

Isabel San José Mellado - España
ISBN: 978-84-16439-14-0
Libro: ISABEL Un canto al amor y al desamor
R.I. 16/2016/4023

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada