domingo, 30 de agosto de 2015

17 frases sin condiciones

1- Lo único que te hará feliz es ser feliz con quien eres, y no lo que la gente piensa que eres. (Goldie Hawn).
2- Acepta tu humanidad,así como tu divinidad, totalmente y sin reservas. (Autor desconocido).
3- La felicidad sólo puede existir en la aceptación. (Denis de Rougamont).
4- "Señor, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquéllas que puedo, y sabiduría para reconocer la diferencia". (San Francisco de Asís).
5- La aceptación de lo que ha sucedido, es el primer paso para superar las consecuencias de cualquier desgracia. (William James).
6- Acepta las cosas a las que el destino te ata, ama a la gente con la que el destino te ha unido, pero hazlo todo con tu corazón. (Marco Elio Aurelio).
7- Acepta todo acerca de ti mismo, me refiero a todo, tú eres tú y ése es el principio y el fin. Sin disculpas, sin arrepentimientos. (Clarck Moustakas).
8- Nuestra vida consiste en última instancia, en la aceptación de nosotros mismos como somos. (Jean Anouilh).
9- No podemos cambiar nada hasta que nosotros lo aceptamos. La condena no libera, oprime. (CG Jung).
10- El primer paso hacia el cambio es la conciencia. El segundo paso es la aceptación. (Nathaniel Branden).
11- La forma mas rápida de cambiar su actitud hacia el dolor es aceptar el hecho de que todo lo que nos sucede ha sido diseñado para nuestro crecimiento espiritual. (M. Scott Peck).
12- La creencia consiste en aceptar las afirmaciones del alma, la incredulidad, en negarlas. (Ralph Waldo Emerson).
13- Una vez aceptemos nuestras limitaciones, iremos mas allá de ellas. (Albert Einstein).
14- El que se subestima es justamente infravalorado por los demás. (William Hazlitt).
15- Por supuesto que no hay fórmula para el éxito excepto, tal vez, la aceptación incondicional de la vida y lo que trae. (Arthur Rubinstein).
16- Es sorprendente cuantas personas van por la vida sin reconocer que sus sentimientos hacia los demás son en gran medida determinados por sus sentimientos hacia sí mismos, si usted no se siente cómodo de sí mismo, no puede estar cómodo con los demás. (Sidney J. Harris).
17- La curiosa paradoja es que cuando me acepto tal como soy, entonces, puedo cambiar. (Carl Rogers).

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • De estas 17 frases que hablan de la "aceptación incondicional" ¿cuál o cuáles de ellas te llegan más y por qué?.
  • ¿Qué enseñanzas obtienes de estas afirmaciones y que necesitas aplicar a tu vida?.
  • ¿Te aceptas incondicionalmente a ti mismo/a?, ¿aceptas incondicionalmente a los demás?. Si la respuesta es NO en algún caso ¿cuáles crees que son las maneras de lograr que la respuesta la próxima vez sea SÍ?.
  • ¿Qué vas a hacer hoy en concreto para crecer en aceptación incondicional de ti mismo/a y también de las personas con las cuales te relaciones?.

viernes, 28 de agosto de 2015

El lazo y el abrazo

Nunca había reparado en como está hecho un lazo.
Es curioso un lazo es una cinta dando vueltas, que se enrosca, gira... pero circula, no enreda...
Un lazo es como un abrazo, corazón con corazón apretados entre los brazos así es el lazoun abrazo en un regalo, en el cabello, en el vestido, en cualquier cosa donde lo ponga y cuando tiro de una punta ¿qué es lo que sucede?.
Se va escurriendo, menguando, desapareciendo... se deshace el lazo, suelta el obsequio, el cabello.
Y a la cinta, ¡qué curioso!: no le falta ni un pedazo.
¡Ah, entonces así es el amor la amistad!.
Todo lo que es sentimiento, como un pedazo de cinta... enrosca, asegura un poquito, más puede deshacerse en cualquier momento dejando libres las dos puntas del lazo; por eso es que se dice lazo afectivo, "lazos de amistad".
Y cuando dos se separan entonces se dice... "se rompieron los lazos" pero salen dos partes y también sale la cinta sin perder ningún pedazo.
Así es el amor, no captura, no esclaviza, no aprieta, no sofoca... porque si eso ocurre ya dejó de ser lazo.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿A qué compararías tú un abrazo?. Búscale al menos un par de elementos similares y explica el por qué se parecen con el abrazo.
  • Si alguien que no te cae bien te pidiera un abrazo ¿qué harías?. ¿Y si fueras tú quien quisiera dar ese abrazo y le caes mal a esa persona a la que quieres abrazar?.
  • ¿Qué condiciones crees que tienen que darse para que un abrazo sea sincero y plenamente correspondido?.
  • ¿Cuál podría ser tu compromiso de hoy en relación con los abrazos?.

miércoles, 26 de agosto de 2015

Vamos a andar

Vamos a andar,
en verso y vida tintos,
levantando el recinto
del pan y la verdad.
Vamos a andar,
matando al egoísmo,
para que por lo mismo,
reviva la amistad.
Vamos a andar,
hundiendo al poderoso,
alzando al perezoso,
sumando a los demás.
   
Vamos a andar,
con todas las banderas
trenzadas, de manera
que no haya soledad.
Que no haya soledad,
que no haya soledad,
que no haya soledad.
Vamos a andar
para llegar a la vida.
Silvio Rodríguez
(Para escuchar la canción pinchar sobre: https://youtu.be/IO6HBHzRaI8)

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué te llama la atención, especialmente, de esta canción de Silvio Rodríguez?. ¿Qué mensajes le encuentras?.
  • ¿Qué es necesario desterrar, según indica la canción, para lograr andar en unidad con el resto de la humanidad?. ¿Por qué y para qué echar fuera de nosotros esas cosas?.
  • ¿Qué hay en ti que impide o dificulta la unidad con quienes tienes a tu alrededor?. ¿Cómo hacer para andar caminos de concordia con tu entorno?.
  • ¿A qué te puedes comprometer hoy de manera que en lugar de estar aparte, en soledad, te sientas más unido/a a los demás?.

lunes, 24 de agosto de 2015

Educar es ayudar a trascender

1.- Formar, educar es trascender. Es llevar al hijo/a más allá de lo evidente, lo tangible. Es ampliarle su visión de las realidades y profundizar en ellas hasta llegarlas a comprender más. El trascender está relacionado con la superación de un límite, de una barrera. “Cuando enseñamos a un educando un contenido nuevo o le trasmitimos una nueva habilidad, lo estamos conduciendo hacia un terreno que aún le es desconocido y, en este sentido, está trascendiendo, se está moviendo hacia lo que no sabe(Francesc Torralba).
2.- Trascender supone abrirse a los demás olvidándose de uno mismo. Saber enseñar a ser marginal y periférico. Más allá de nosotros están los otros. La unidad de un equipo vendrá dada cuando seamos capaces de hacer valorar por los demás el trabajo de cada uno. Saber realzar constantemente el trabajo de cada uno independientemente de su importancia, hacer que los miembros del equipo que somos la familia valoren las aportaciones de los otros, valorar más las actitudes: servicio, comprensión, obediencia, disponibilidad para cumplir encargos, alegría,... más que las aptitudes…
3.- Trascender tiene un significado de futuro y de superar el presente pero también implica recordar, mirar atrás y valorar lo que hemos hecho para aprender. El pasado es fuente de experiencia que no podemos desechar. La trascendencia nos ayuda a mirar al futuro para no vivir sólo en el presente inmediato, en el corto plazo, pero al mismo tiempo nos lleva a ser responsables para aprovechar las consecuencias de nuestras decisiones y actos pasados.
4.- El materialismo y el consumismo impide ver más allá de los propios deseos e intereses. Si queremos que nuestros hijos desarrollen una personalidad equilibrada y madura es necesario que trasciendan los valores materiales. Enseñarles que las cosas materiales son medios para llegar a un fin, pero no son el fin. La trascendencia les hará descubrir que más allá de este orden de cosas hay unas realidades que podemos cultivar. Valores como el escuchar al amigo que lo necesita, la conversación, la renuncia del tiempo personal, la disculpa, el cumplir el deber de cada instante, asumir la responsabilidad de dar consejo. Las cosas y objetos son necesarias para vivir humanamente pero no hacen más humana la sociedad.
5.- No hay libertad sin autodominio. La satisfacción de los deseos materiales como fin último hace a la persona más esclava de éstos y le incapacita para una vida de constante entrega a los demás. La trascendencia no supone negar el cuerpo sino controlarlo y dominarlo en la dirección correcta. Enseñar a nuestros hijos el control personal que pasará por cumplir sus obligaciones: estudio puntual, con horario fijo, cumplir con los compromisos en la familia y con los demás, entreno esforzado e intenso y vivir el descanso y los ratos de ocio en el momento y el tiempo previsto.
6.- Trascender supone explorar, cuestionarse, ir al fondo. Nuestros hijos, por el entorno que les rodea, cultura audiovisual, nuevas tecnologías, avalancha de reclamos de todo tipo, se quedan fácilmente en la banalidad de las cosas. Hay que ayudarles a que sepan sustraerse de este mundo para pensar, profundizar, reflexionar. Como padres educadores nuestro principal medio es la conversación pausada con ellos. Con la conversación podemos incitarles a dialogar sobre los temas que realmente les preocupen, pedirles que argumente sus ideas evitando caer en frases comunes o tópicos, descubrirles nuevos horizontes de vida que nunca se habían planteado y enseñarles a hacer lo mismo con sus amigos. Nunca una sociedad había tenido tanta información pero nunca antes se había pensado y reflexionado menos.
7.- El excesivo afán de independencia es síntoma de hacer únicamente lo que se desea sin necesidad de consultarlo con nadie y evitando la posibilidad de ser corregido. La confianza y la sencillez llevan a ser franco con las ilusiones y deseos personales y no tiene reparo alguno en hablar de ello. Esta confianza con la persona que se habla supone una aceptación tácita de la su autoridad con lo que ello comporta: ser corregido, contrastar las opiniones y aceptarlas en caso de darse cuenta de que uno no lleva razón y agradecer la ayuda que nos prestan ya que no siempre es fácil y agradable el corregir y exigir.
8.- El diálogo es un acto de hospitalidad y de apertura a la otra persona. El diálogo es una acción de doble dirección. Por un lado nos abrimos hacia la otra persona y hacemos realidad la vocación social de la persona y por otro nos ponemos en disposición de aceptar lo que nos digan. Esta doble dirección supone un enriquecimiento mutuo ya que los que dialogan ponen en común sus experiencias y formas de ver la vida. Enseñar a dialogar supone poner las bases para conseguir amistades profundas y duraderas y estar en disposición de ayudar a muchas personas.
9.- Educar en la bondad supone educar en la verdad. El ejemplo de una vida radicada en la bondad es siempre un interrogante para aquellos que la contemplan. Y ese interrogante lleva a cuestionarse el porque de muchas opciones de vida que uno ha tomado. Hay que saber hacer atractiva la bondad a nuestros hijos e hijas y presentarles situaciones en las que puedan ver que es posible vivir la bondad en el mundo: alegrarse por el bien de los demás, apreciar y honrar a nuestros amigos aunque opinen totalmente diferente de nosotros respetando su libertad, mostrarse sencillo y pacificador, perdonando y olvidando y pidiendo perdón, cultivar la amistad de las personas antipáticas o que nadie quiere estar con ellas…
10.- El éxito y el fracaso son circunstancias puntuales en la vida. La trascendencia de nuestras actuaciones está por encima del resultado. Cuando sólo se busca el bien de los demás lo que importa es el esfuerzo y el interés puesto para conseguir el fin buscado. La trascendencia no supone insensibilidad por el resultado del trabajo hecho pero tampoco buscamos la recompensa. El bien ajeno está por encima de cualquier cálculo personal.
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • De estos 10 elementos que hablan de trascendencia ¿cuál o cuáles te llaman más la atención y por qué?.
  • Si tuvieras que ponerle sinónimos o términos relacionados con la "trascendencia" ¿cuáles nombrarías?. ¿A qué nos orienta siempre el sentido de trascendencia?.
  • ¿Qué cualidades crees necesarias para saber buscarle a cualquier hecho, actividad o situación de la vida su sentido último, aquél que le dé pleno significado?.
  • ¿Qué podrías hacer hoy para hallar sentido de trascendencia a tus acciones d emanera que éstas no sean cosas que hay que hacer sino llenas de total significado cada una de ellas?.

sábado, 22 de agosto de 2015

Te guste o no

Puede que a ti te guste o puede que no
pero el caso es que tenemos mucho en común.
Bajo un mismo cielo, más o menos azul,
compartimos el aire y adoramos al sol.
Los dos tenemos el mismo miedo a morir,
idéntica fragilidad,
un corazón,
dos ojos y un sexo similar
y los mismos deseos de amar
y de que alguien nos ame a su vez.
Puede que a ti te guste o puede que no
pero por suerte somos distintos también.
Yo tengo una esposa, tú tienes un harén,
tú cultivas el valle yo navego la mar.
Tú reniegas en swajili y yo en catalán...
Yo blanco y tú como el betún
y, fíjate,
no sé si me gusta más de ti
lo que te diferencia de mí
o lo que tenemos en común.
Te guste o no me caes bien por ambas cosas.
Lo común me reconforta, lo distinto me estimula.
Los dos tenemos el mismo miedo a morir,
idéntica fragilidad,
un corazón,
dos ojos y un sexo similar
y los mismos deseos de amar
y de que alguien nos ame a su vez.

Joan Manuel Serrat
(Para escuchar la canción pinchar en: https://youtu.be/C4cN6n5P33M)

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué conclusiones obtienes de esta canción de Joan Manuel Serrat?, ¿qué mensajes nos transmite con ella?.
  • ¿Qué es "ser tolerante" para ti?. ¿En qué actitudes y hechos se traduce la tolerancia?.
  • ¿Cómo hacer cuando los hechos y actitudes de algunos dañan la dignidad de las personas?, ¿cómo ejercer ahí la tolerancia?.
  • ¿Cuál puede ser tu compromiso concreto de hoy para crecer en tolerancia en primer lugar contigo mismo/a y también con los demás?.

jueves, 20 de agosto de 2015

Solidaridad

Solaridad:
Está será la palabra que yo inventaré.
Sé que abrirá los ojos que se están acostumbrando a no querer ver.
Solaridad:
Significará luz y calor que impregnará cada ser.
Como un abrazo de humanidad que quisiera en torno a mi sentir.
Solaridad:
Es ésta la idea y tú la puedes aceptar, la esperanza nos dará.
Grítala tu también.
Deja que cale la fantasía.
Tú grítala porque tiene sentido si no es sólo mía.
Llena de intensidad, llena de fuerza que nos servirá.
Imaginando que con la sonrisa se puede vencer.
Yo me lo creo y digo que sí. La cantaré como slogan.
Me gusta así

Solaridad:
Esta será la palabra para construir un mundo nuevo donde vivir.
Sin las mentiras que hacen sufrir.
Solaridad:
La he escrito yo para que pueda iluminar el camino con su luz.
  
Grítala tu también.
Deja que cale la fantasía.
Tú grítala porque tiene sentido si no es solo mía.
Llena de intensidad, llena de fuerza que nos servirá.
Imaginando que con la sonrisa se puede vencer.
Imaginando que ahora pasará, sucederá.

Llena de intensidad, llena de fuerza que nos servirá.
Imaginando que con la sonrisa se puede vencer.
Yo me lo creo y digo que sí. La cantaré como slogan.

Me gusta así. La quiero así.
(Eros Ramazzotti)
Para escuchar la canción pincha en: https://youtu.be/Klu96LL222E

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué cualidades y esperanzas pone Eros Ramazzotti en la "solidaridad"?. ¿Qué efectos traerá en la vida de las personas si ésta se lleva a la práctica?.
  • Si tuvieras que quedarte con una frase de esta canción ¿con cuál te quedarías y por qué?, ¿qué significado tiene para ti?.
  • ¿Te consideras una persona solidaria?. ¿Qué crees que es necesario para que este valor o cualidad se pueda desarrollar más y mejor en la persona?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para que ese camino de crecimiento de la solidaridad se agrande y prolongue a lo largo de todo tu día?.

martes, 18 de agosto de 2015

Educando en el servicio

"Servir" es sinónimo de colaborar, ayudar. Es una manera de interactuar de una manera desinteresada con los demás. Para que los niños sean personas serviciales, colaboradoras y cooperantes, es necesario que desarrollemos en ellos un espíritu generoso, solidario y altruista. Presta atención a las siguientes ideas de cómo lograr que los niños sean más serviciales:
Cómo conseguirlo:
1- Considerando la edad y las capacidades de cada niño, es importante que cada pequeño coopere y colabore en las tareas del hogar. Los niños pueden ordenar los juguetes, hacer la cama, poner y retirar la mesa, etc.
2- En el colegio, los niños también pueden practicar la colaboración. Pueden ayudar a los compañeros que tengan alguna dificultad para aprender, ayudar a su profesor a repartir material o a dar algún recado, etc.
3- El servicio es un valor y responsabilidad de todos, también de los padres y educadores hacia los niños. Se enseña a colaborar, ayudándoles en sus tareas, en su día a día, en el aprendizaje de un juego, en enseñarles a vestirse, a comer, etc.
4- Se puede lograr que los niños colaboren motivándoles por el deseo de servir de manera espontánea.
5- Los niños deben ser partícipes de las tareas tanto en casa como fuera de ella. Deben ser considerados a la hora de montar algún proyecto. Por ejemplo, en la preparación de una fiesta de cumpleaños, en la organización de la casa, etc.
6- El servicio se enseña a los niños con el ejemplo. Si los niños ven actitudes de servicio de sus padres hacia los demás, se sentirán motivados a practicarlas e imitarlas.
7- Es importante que los niños sepan qué esperamos de ellos, siempre, y que reconozcamos la buena actitud que tengan.
8- Hacer un favor a otra persona es también una forma de servir, cooperar o colaborar.
9- Se debe enseñar a los niños a estar atentos y pendientes, observando si alguien necesita de ayuda. Así se estará alimentando el espíritu altruista y de servicio en los niños.
10- Actividades como el deporte y las manualidades, pueden favorecer a que los niños colaboren y cooperen y practicando el servicio recíproco lo irán interiorizando.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué es para ti ser "servicial"?. ¿Te sientes a gusto siéndolo?, ¿cómo crees que se sienten los demás cuando lo eres tú con ellos?.
  • ¿Qué destacarías tú de estas 10 estrategias para enseñar a los hijos a ser más dados al servicio?, ¿qué otras añadirías tú y por qué?.
  • ¿Es lo mismo ser "servicial" que "servilista"?, ¿cuáles son las diferencias esenciales?. ¿Cómo hacer para que el servicio sea digno tanto para el que lo ofrece como para el que lo recibe?.
  • ¿Qué acciones concretas te propones llevar a cabo hoy para, por una parte, ser más servicial con los demás y también enseñar a los hijos a serlo?.

domingo, 16 de agosto de 2015

8 minutos

Cuenta la leyenda que una familia pobre con un niño en los brazos, pasando delante de una caverna escuchó una voz misteriosa que allá adentro les decía:
- "Entren y tomen todo lo que deseen, pero no se olviden de lo principal.
Recuerden algo: Después que salgan, la puerta se cerrará para siempre. Por lo tanto, aprovechen la oportunidad, pero no se olviden de lo principal.....".
Padre y madre con su hijo entraron en la caverna y encontraron muchas riquezas. Fascinados por el oro y por las joyas, pusieron al niño en el piso y empezaron a juntar, ansiosamente, todo lo que podían; ella en su delantal y él en sus bolsillos y en el saquito donde llevaban las cosas del bebé.
La voz misteriosa habló nuevamente:
- "Tienen sólo ocho minutos".
Agotados los ocho minutos, la mujer y el hombre cargados de oro y piedras preciosas, corrieron hacia fuera de la caverna y la puerta se cerró... recordaron, entonces, que el niño quedó allá y la puerta estaba cerrada para siempre.
La riqueza duró poco y la desesperación,... siempre.
Lo mismo ocurre, a veces, con nosotros. Tenemos unos años para vivir en este mundo, y una voz siempre nos advierte:
- "¡No se olviden de lo principal!".
Y lo principal son los valores espirituales, la oración, la vigilancia, La familia, los amigos, la vida. Pero la ganancia, la riqueza, los placeres materiales nos fascinan tanto que lo principal siempre se queda a un lado.
Así agotamos nuestro tiempo aquí, y dejamos a un lado lo esencial: "¡Los tesoros del espíritu!".
Que jamás nos olvidemos que la vida en este mundo, pasa rápido y que la muerte llega de inesperado.
Y que cuando la puerta de esta vida se cierra para nosotros, de nada valdrán las lamentaciones. Vivimos en un mundo maravilloso repleto de placeres, reclamos muy apetitosos, alegrías y gozos,... pero también lleno de problemas, angustias, corrupción, vandalismo, injusticias, donde cada día mueren niños inocentes, padres y madres de familia con stress, pero todo es porque hemos olvidado lo principal...

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Cómo pudieron olvidarse del hijo dentro de la carverna?; ¿por qué crees que les sucedió esto?. ¿Qué crees que debieran haber hecho para evitar ese desastre?.
  • ¿Qué pueden simbolizar para nosotros esos tesoros de los cuales habla este cuento?. ¿Y el niño?.
  • ¿Cuáles son nuestras prioridades?. Haz una lista de las 7 más importantes y luego piensa: ¿Qué debiéramos hacer siempre antes de tomar cualquier decisión?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para que tus prioridades estén realmente ordenadas en la práctica y no sólo en la mente?.

viernes, 14 de agosto de 2015

Para que sean responsables

La responsabilidad es un valor arraigado en la vida personal, que conlleva la capacidad y madurez suficiente para responder ante nuestros actos asumiendo sus consecuencias, llevando a cabo las normas y deberes que se deben cumplir porque libremente se quiere y no porque todo venga impuesto. Lo contrario serían las excusas, la falta de compromiso y el eludir las obligaciones.
"No hay mejor medida de lo que una persona es, que lo que hace cuando tiene completa libertad de elegir",  decía William Bulger. Así es la responsabilidad. Educar en valores otorga la satisfacción del deber cumplido ante la sociedad, la familia y ante sí mismo.
Es fundamental para el desarrollo pleno e íntegro de la persona la educación de las virtudes, como la libertad y la responsabilidad, educar en valores en un ambiente familiar donde se genere un clima positivo, de confianza mutua y de respeto para que la comunicación y el diálogo (verbal y gestual) sean continuos en el hacer de cada día.
Ni mediante el autoritarismo, ni siendo proteccionistas estaremos educando hijos libres y responsables. Una educación adecuada es lograr que el hij@ obedezca de una forma razonada, inteligente, no sólo por obligación, sino por convicción de que lo que se le propone es bueno para él. En esto consiste la verdadera autoridad.

Cómo educar en el valor de la responsabilidad a los niños:
1. Toda ayuda innecesaria es un flaco favor a los hijos: ¿supervisas y examinas todo lo que hace tu hijo, no dándole posibilidad a hacerlo de una manera distinta a la tuya?
2. Es bueno fomentar su iniciativa personal y creatividad, animándole a cumplir su encargo o ayudar a los hermanos, apoyándose en su capacidad de auto-motivarse y felicitándole siempre que sea posible.
3. Es fundamental que para que un hijo desarrolle su responsabilidad primero sienta que confiamos en él/ella. Se la podremos demostrar con frases como: "Ánimo, sé que puedes" o "Es mejor que decidas y te equivoques, a que papá siempre te diga lo que tienes que hacer".
4. Es importante que los hijos aprendan que cada acción tiene una consecuencia, buena o mala. Si, por ejemplo, derrama un vaso de leche en la mesa, tendrá que recogerlo él mismo. Así le ayudamos a ser consciente que él es el responsable de remediar lo que ha hecho.
5. Una buena manera de hacerles progresivamente más responsables es evitando hacerles las cosas que pueden afrontar por sí solos, aunque para nosotros sea más rápido, fácil y cómodo. Al mismo tiempo, debemos animarles, ser positivos y estimularles para que vuelvan a empezar una y otra vez, sin dejarse vencer por el desánimo.
6. Debemos potenciar su capacidad para ganarse las cosas con su esfuerzo, sentirse responsables también significa luchar por lo que deseamos. Por ejemplo, si quieren ir al cine el sábado tendrán que cuidar 15 minutos al más pequeño de lunes a viernes y como premio nos iremos a ver el estreno de una película. O, para ir de campamento tendrán que ganar algo de dinero con encargos, dando clases a un primo (si ya tienen 12 años), limpiando el coche de mamá, ordenando las corbatas de papá, etc.
Fátima Calzado
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Cómo aprendiste tú a "ser responsable"?. ¿Qué hicieron tus padres, cómo respondiste tú para desarrollar este valor en ti?.
  • ¿Qué te parecen estas 6 ideas para desarrollar la responsabilidad en los hijos?. ¿Qué otras añadirías y por qué?.
  • ¿Para qué te parece bueno que los hijos desarrollen esta cualidad?, ¿qué efectos positivos se producirá en sus vidas si la desarrollan y fortalecen?.
  • ¿A qué puedes comprometerte hoy para ayudar a tus hijos a crecer en este valor y que mantengan ese empeño en lo sucesivo?.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Educar en la resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano para afrontar a las dificultades, los problemas y las adversidades de la vida, superarlas y transformarlas. Un niño que haya vivido en su temprana infancia alguna experiencia traumática y de gran dolor, puede recuperarse y sobreponerse a ello a través de la resiliencia. Es más, será capaz incluso de salir fortalecido. Se podría decir que la resiliencia es la entereza más allá de la resistencia.
Es importante, en la educación que se da a los hijos, que les enseñemos a que desarrollen la resiliencia, a través de conductas, del control de pensamientos y de actitudes que ellos pueden aprender con el ejemplo y orientación.
Cómo podemos desarrollar la resiliencia en 10 pasos:
1- HACER Y TENER AMIGOS: 
Enseñe y anima a tus hijos a hacer y tener amigos. Paralelamente, desarrolle una red familiar fuerte para que los niños se sientan amparados y aceptados. En las reuniones con otras familias donde también habrá otros niños -similar a como ocurre en la escuela-, hay que estar atentos al hecho de que ningún niño esté aislado. Las relaciones personales fortalecen la resiliencia de los niños y les brinda apoyo social.
2- ENSEÑAR A LOS NIÑOS A AYUDAR A LOS DEMÁS: 
Ayude a tu hijo haciendo que él ayude a los demás. Ayudar a otros puede permitirle superar la sensación de que no pueden hacer nada. A través de trabajos voluntarios apropiados a su edad, así como de pequeñas tareas que les des, los niños podrán sentirse valorados. En las relaciones familiares, se podría ejercitar pequeñas iniciativas con la creación de maneras de ayudar a los demás.
3- MANTENER UNA RUTINA DIARIA: 
Ayude a tu hijo a establecer una rutina diaria y a seguirla. El respeto a la rutina es un sentimiento reconfortante para los niños, especialmente a los más pequeños. Ellos necesitan saber que están cumpliendo y haciendo bien sus tareas.
4- COMBATIR LA INQUIETUD Y LA PREOCUPACIÓN: 
Tan importante como seguir una rutina es no obsesionarse con ella. Enseña a tu hijo a concentrarse en sus propósitos pero también a descansar y hacer cosas diferentes. Es necesario que los niños estudien pero que también jueguen y se diviertan.
5- ENSEÑAR A LOS NIÑOS A CUIDARSE: 
Es importante que todos cuidemos de nuestra salud, de nuestra apariencia, de nuestro descanso… Eso debe ser inculcado en los niños, desde pequeños. Con el ejemplo, podemos enseñar a los niños a cuidarse, a que se quieran, haciendo deporte, jugando, comiendo y durmiendo bien, etc.
6- ANIMAR A LOS NIÑOS A FIJARSE METAS: 
Fechas importantes como el inicio del año o un cumpleaños, son ideales para enseñar a los niños a establecer algunas metas en su vida. Objetivos que ellos pueden alcanzarlos. Así ellos experimentarán el valor do logro, del alcanzado, y disfrutarán de los elogios. Aprenderán que tener desafíos les hacen sentirse ‘grandes’.
7- ALIMENTAR UNA AUTOESTIMA POSITIVA: 
Ayude a tu hijo a recordar cómo pudo lidiar satisfactoriamente con dificultades en el pasado y luego ayúdelo a entender que esos desafíos pasados lo ayudan a desarrollar la fortaleza para manejar desafíos futuros. Ayúdale a que aprenda a confiar en sí mismo para resolver los problemas y tomar las decisiones adecuadas. Enséñale a tomar la vida con humor y la capacidad de reírse de sí mismo. En el hogar, ayude a los niños a ver cómo los logros individuales contribuyen al bienestar de la familia como un todo.
8- ENSEÑAR A LOS NIÑOS A VER LO POSITIVO INCLUSO EN LAS EXPERIENCIAS NEGATIVAS: 
Fomentar una actitud positiva frente a las adversidades ayudará a los niños a enfrentarse a las dificultades con optimismo y positivismo. Que después de una tempestad siempre viene la calma y que no hay que desesperarse. En momentos de tranquilidad, los niños pueden escuchar cuentos y desarrollar actividades que muestren que la vida sigue después de las adversidades.
9- ESTIMULAR EL AUTOCONOCIMIENTO EN LOS NIÑOS: 
Hay que enseñar a los niños que con todo se aprende y se crece. Ayude a que tu hijo vea cómo a lo que se está enfrentando puede enseñarle a entender de qué está hecho. En relación con la escuela, considere conversaciones sobre lo que ha aprendido después de enfrentarse una situación difícil.
10- ACEPTAR QUE EL CAMBIO ES PARTE DE LA VIDA: 
Los cambios pueden a menudo ser terribles para los niños y adolescentes. Ayude a su hijo a ver que el cambio forma parte de la vida y que se puede reemplazar con nuevas metas a aquéllas que puedan haberse convertido en inalcanzables. En la escuela, como en casa, también se puede comprobar cómo los cambios han tenido un impacto sobre sus vidas.
(Fuente consultada: - Asociación Americana de Psicología)

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • De todas estas maneras de ayudar a a los hijos a generar resiliencia en ellos mismos ¿cuáles te parecen más esenciales y por qué?.
  • Además de los beneficios que los titulares que estos 10 pasos muestran ¿qué otros crees tú que aportará llevarlos a la práctica?.
  • ¿Qué actitudes crees más necesarias para desarrollar la resiliencia en ti mismo/a y también en tus hijos?, ¿cómo puedes lograrlo?.
  • ¿Qué puedes hacer hoy en concreto para hacerla crecer en ti y en tus hijos?.

lunes, 10 de agosto de 2015

La prudencia en los niños

Aunque la prudencia se asocia generalmente a una virtud desde el ámbito religioso -igual que muchísimos otros valores-, no significa que sólo pertenezca al ámbito de las creencias. Ella es lo que nos permite evaluar las consecuencias que nuestros actos puedan tener sobre otras personas o sobre nosotros mismos. Desde luego, es uno de esos valores que debemos inculcar a los más pequeños.
Prudencia es saber callarse en el momento adecuado para no dañar a otras personas, no hacer ciertas cosas que puedan poner en peligro nuestra integridad o la de los demás, tomar precauciones, pensar antes de hablar o pensar antes de actuar. Siendo así, muchas personas se preguntan hasta qué punto se le debe enseñar a un niño a ser prudente y evitar al mismo tiempo que pierda su espontaneidad y su inocencia.
Los límites son difusos porque un exceso de prudencia puede hacer que nuestros hijos crezcan con demasiados temores, con demasiadas preocupaciones y retengan sus emociones, algo que es bastante negativo para un desarrollo saludable de cualquier niño. Como siempre, la clave para educar a nuestros niños en la prudencia es el ejemplo.
Consejos para que los niños sean prudentes:
1. La mejor forma de inculcar cualquier valor a nuestros hijos es el ejemplo. Si nosotros actuamos sin medir las consecuencias o las repercusiones, no podemos pedirles que sean niños prudentes y comedidos.
2. Explicarles por qué motivos hemos tomado una decisión para que ellos comprendan que antes de decidir hay que valorar todo lo que conlleva la situación.
3. Leerles cuentos o fábulas que ejemplifiquen los riesgos de ser un niño imprudente, los daños que se pueden causar a sí mismo y a los demás.
4. La empatía también es necesaria para vivir con prudencia. Si enseñamos a nuestros niños a ponerse en el lugar del otro, actuarán teniendo en cuenta a los demás.
5. No hay prudencia sin respeto. Los niños deben entender que ciertos actos tienen repercusiones sobre los demás y que los demás son también personas importantes. Tan importantes como ellos para nosotros.
6. Atemorizar a nuestros niños con avisos apocalípticos no es la mejor forma de inculcarles la prudencia, pero sí podemos recordarles los peligros a los que pueden exponerse con un comportamiento demasiado impulsivo.
Laura Vélez. Colaboradora de Guiainfantil.com

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Por qué crees que "el ejemplo" es la mejor estrategia para enseñar a los hijos el arte de la prudencia?.
  • De los demás 5 consejos ¿cuáles te parecen a ti más interesantes o productivos para educar en la prudencia a tus hijos?. ¿Qué beneficios hallas en ellos?.
  • ¿Qué cualidades o condiciones, además del ejemplo, crees que debemos cumplir los padres y madres para poder educar adecuadamente en el valor de la prudencia?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso de hoy para ser en primer lugar más "prudente" y educar en la prudencia a tus hijos?.