lunes, 30 de junio de 2014

Ella nos impulsa y nos mantiene

Cuando todo parece terminarse y el panorama es de lo más oscuro, cuando la vida parece haber perdido su significado y no hay más nada que hacer; cuando nos sentimos acorralados por fuerzas superiores a las nuestras, surge la esperanza como recurso final para encontrar un nuevo rumbo, levantar la frente y continuar hacia adelante y renovar los esfuerzos para cumplir con la misión asignada por la vida.
La esperanza es un detonante. Cuando la tenemos se desencadena en nosotros un deseo de luchar, un ánimo especial para afrontar cada una de las actividades cotidianas, incluso las más difíciles. Ella nos permite adquirir el fuerte deseo de seguir adelante cuando nuestras fuerzas nos abandonan y la voluntad necesaria para renunciar a nuestros sueños aún cuando el camino es una cuesta casi imposible de remontar.
La esperanza da sentido a la vida. La esperanza nos impulsa a ponernos en marcha y enviarnos a trabajar con fuerza detrás de un ideal. En la práctica trabajamos, nos movemos y actuamos porque tenemos la esperanza de llegar a alguna parte, de lograr un objetivo, de alcanzar una meta o hacer realidad un sueño.
La esperanza nos ayuda a soportar ciertos momentos de la vida en que la dificultad amenaza con destrozarnos el cuerpo y el ánimo. Además, nos brinda consuelo como un bálsamo en la herida y nos ayuda a pasar esos momentos de angustia en que parece que todo terminará y no resistiremos.
Según el diccionario la esperanza es un estado de ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué efectos dice el texto que son fruto de la esperanza?. ¿Cuál o cuáles de ellos ves más presente en ti?.
  • ¿Puedes decir que eres una persona con esperanza?. Cita algún ejemplo conocido o bien vivido por ti en el que se ha demostrado esa esperanza.
  • ¿Cómo ayudar a alguien sin esperanza, alguien que no halla esperanza en su vida?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso del día de hoy para fortalecer tu esperanza y ayudar a alguien para que la pueda tener también?.

sábado, 28 de junio de 2014

A lo peor no sabemos escuchar

No es una afirmación absoluta, es la constatación o conclusión que se puede obtener fácilmente cuando observamos que "hay alguien que se expresó más que bien pero sin embargo cada cual entendió algo bien diferente", a juzgar por las diferentes reacciones.
¿Qué quiere decir esto?... pues quiere decir que "no basta con que el que habla lo haga bien" sino también hay que tener en cuenta "qué personaje tiene cada cual dentro de sí en ese instante" que nos lleva a ser "malos escuchadores".
Bernard Ferrari en The executive’s guide to better listening (La guía del ejecutivo para escuchar mejor, McKinsey Quarterly) establece seis tipos de malos escuchadores:
1- El opinador: escucha simplemente para dilucidar si las ideas de los demás coinciden con las suyas.
2- El gruñón: escucha con desprecio y, como mucho, acepta que la conversación es un mal necesario.
3- El retórico: su especialidad es sacar a colación temas que no vienen al caso.
4- El perseverante: las mujeres y hombres que hablan mucho sin decir nada y que ajustan y definen sus ideas sobre la marcha.
5- El respuestas: personas programadas para dar soluciones, incluso aunque no exista un problema.
6- El impostor: personas que asienten con gestos y que parecen escuchar atentamente, cuando en realidad están en otro mundo y no les interesa nada de lo que se dice.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Alguna vez has escuchado como alguno o algunos de estos escuchadores?, ¿con cuál?. ¿Qué razones te llevaron a "escuchar" de esa manera?.
  • ¿Cómo definirías un "buen escuchador"?. ¿Qué actitudes y acciones ves necesario desarrollar para escuchar adecuadamente?.
  • ¿Te gusta que te escuchen bien?, ¿por qué?. ¿Crees que es bueno aprender a escuchar adecuadamente a los demás?, ¿qué beneficios se derivan de ESCUCHAR bien, adecuadamente al otro?.
  • ¿Qué vas a hacer hoy para demostrar mayor y mejor escucha de quienes te rodean?.

jueves, 26 de junio de 2014

Empatía requiere

Las personas con una mayor capacidad de empatía son las que mejor saben "leer" a los demás. Son capaces de captar una gran cantidad de información sobre la otra persona a partir de su lenguaje no verbal, sus palabras, el tono de su voz, su postura, su expresión facial, etc. Y en base a esa información, pueden saber lo que está pasando dentro de ellas, lo que están sintiendo. Además, dado que los sentimientos y emociones son a menudo un reflejo del pensamiento, son capaces de deducir también lo que esa persona puede estar pensando.

En una ocasión, en un restaurante chino, un hombre daba las gracias a la camarera por un pequeño obsequio que el restaurante había dejado un par de días antes en los buzones de las personas que vivían cerca. La camarera china no hablaba ni una palabra de español, de manera que preguntó varias veces al hombre, quien se esforzaba por hacerse entender. Cuando la camarera se marchaba ya, la mujer que estaba sentada al lado del hombre le dice:
- "Creo que ha entendido que quieres que te traiga el regalo", a lo que el hombre respondió con cara de asombro:
- "¿En serio?". Al poco rato, llegaba la camarera con el obsequio.

La mujer supo leer el rostro de la camarera y saber lo que ella había entendido, lo que nos indica que, seguramente, se trataba de una persona con una elevada capacidad de empatía.
La empatía requiere, por tanto, prestar atención a la otra persona, aunque es un proceso que se realiza en su mayor parte de manera inconsciente. Requiere también ser consciente de que los demás pueden sentir y pensar de modos similares a los nuestros, pero también diferentes. Tal vez a ti no te moleste un determinado comentario o broma, pero a otra persona sí puede molestarle. La persona empática es capaz de darse cuenta de que dicho comentario te ha molestado incluso aunque ella sienta de otra manera.
La empatía está relacionada con la compasión , porque es necesario cierto grado de empatía para poder sentir compasión por los demás. La empatía te permite sentir su dolor y su sufrimiento y, por tanto, llegar a compadecerte de alguien que sufre y desear prestarle tu ayuda.
En general, es fácil para la mayoría de las personas tener una respuesta empática ante un daño físico ocurrido a otra persona. Por ejemplo, todos sabemos lo que se siente ante un golpe en la espinilla, porque todos sentimos lo mismo y es fácil sentir el dolor la persona que vemos recibir el golpe. No obstante, para evitar el malestar que se siente, muchas personas reaccionan riéndose. De este modo, se libran del dolor, aunque también se alejan de una respuesta empática.
Cuando no se trata de dolor físico, sino emocional, puede ser más difícil saber lo que la otra persona está sintiendo y requiere un grado de atención y de conciencia de la otra persona más elevado.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • Según las explicaciones que el artículo nos ofrece, ¿qué razones hubo para que la mujer acompañante del hombre adivinara la interpretación de la mujer china?.
  • ¿Te consideras una persona empática?; ¿qué te ayuda a serlo?. Si no te consideras empática ¿qué crees que te está dificultando?.
  • ¿Qué actitudes y acciones adoptar para crecer en mayor empatía?.
  • ¿A qué te comprometes hoy de manera que puedas decir al final: "hoy practiqué la empatía, me sentí bien y ayudé a sentirse bien también a las personas con quienes la practiqué"?.

martes, 24 de junio de 2014

10 principios para educar

La mejor prevención en educación es la intervención temprana. Muchos padres se quejan de que los niños no vienen con un manual bajo el brazo, pero si siguen estas reglas básicas, seguramente le allanarán el camino que supone educar.
Primero. Volumen y tono conversacionales. Conseguir que le hagan caso no es cuestión de hablar alto. El poder está más en lo que se dice, en las consecuencias que conllevará no hacerlo a la primera, en la coherencia y en ser muy disciplinado con las rutinas. Si quiere que sus hijos le respeten, empiece por respetarles a ellos. Nadie quiere obedecer a alguien que no se muestra seguro y relajado.
Segundo. No dé órdenes contradictorias. Si le dice a su hijo que se duche, que recoja su cuarto y que se siente a la mesa, sin indicarle el orden, igual lo bloquea. Dígale lo primero que tiene que hacer, y cuando haya finalizado, lo segundo. Si su hijo tiene edad para memorizar varias órdenes, enuméreselas, dígale cuál es su prioridad. No suponga que él la sepa, porque él ya tiene sus propias prioridades.
Tercero. Imaginación. Haga un concurso por semana para que jueguen “a hacer lo que deben”; puede ser sobre cualquier comportamiento a corregir. Los domingos por la tarde lo puede anunciar: “A partir de mañana, se celebra el fantástico concurso de ‘Quién tiene la dentadura de caballo más limpia’. Las bases son éstas: limpiarse los dientes tres veces al día y pasar revista. Las puntuaciones de papá y mías se sumarán, y el viernes anunciaremos los resultados”. Si quiere que los niños se lo tomen en serio, haga lo mismo. Y tenga paciencia, hasta que se convierta en rutina necesita tiempo. El juego genera un ambiente relajado en el que apetece más aprender y aceptar las orientaciones de los padres.
Cuarto. No quiera modificar en su hijo todo lo que le molesta de una vez. Si se pasa el día diciéndole lo que hace mal, terminará por cargarse su autoestima. Elija una conducta a modificar y céntrese en ella siguiendo las pautas de este artículo. Cuando lo consiga, siga con otra.
Quinto. Cuando corrija o muestre su enfado con ellos, no los ningunee, ni ridiculice, ni haga juicios de valor. Si lo hace, terminarán por comportarse conforme a las expectativas que se han puesto en ellos y les afectará a la autoestima. Es mejor decir: “No me gusta ver tu cuarto desordenado; por favor, guarda los juguetes en las cajas”, a decirles: “Eres un guarro, qué asco de dormitorio”. No consiga que se cumpla la profecía autocumplida. Si les transmite que no confía en ellos y que no espera nada, puede que se cumpla.
Sexto. Sea constante. Aquello muy importante, basta con que lo argumente una vez, no busque más razonamientos porque su hijo no los necesita. Simplemente busca ganar tiempo para no hacer lo que debe. Dígale: “Esto no es negociable; cuanto antes empieces, antes podrás disfrutar de lo que más te gusta”. Negocie lo que sea negociable y no siente precedente con lo que no lo es.
“Educad a los niños, y no tendréis que castigar a los hombres” (Pitágoras)
Séptimo. Paciencia y calma. Las personas que transmiten con paciencia son más creíbles y generan un ambiente cálido y relajado. Cuando introduce cambios en la manera de educar, al principio los niños reaccionan con incertidumbre: “¿Qué significa que mi madre/padre ahora están calmados y no me gritan?”. Deles tiempo, necesitan acostumbrarse a esta nueva forma de comunicarse.
Octavo. No se contradiga con su pareja. Los niños tienen que saber que la filosofía y la escala de valores parten de los dos. Si no, estarán chantajeando a uno y a otro, fomentando el engaño para conseguir lo que quieren. Terminará por tener muchas discusiones con su pareja por eso. No se descalifiquen, ni ridiculicen, ni contradigan delante de ellos. Todo aquello en lo que no estén de acuerdo, háblenlo en la intimidad y negocien.
Noveno. Nunca levante los arrestos. Es preferible aplazarlo, pero que sea efectivo y lo cumpla, que imponer uno muy duro fruto de la ira y que luego deshará convirtiéndose en alguien a quien se puede chantajear. Dígale: “Esto merece un arresto, ya te diré qué va a pasar”.
Décimo. Mejor que el arresto, el refuerzo. Significa prestar atención a lo que hace bien, cualquier cambio, y decírselo. Si continuamente centra la atención en lo que hace mal y le corrige y se enfada, su hijo aprenderá que ésta es la manera de llamar su atención. Todo lo que se refuerza, se repite. Al niño le gusta que sus padres estén orgullosos de él, pero tiene que decirle de qué se siente usted orgulloso, porque él no lo va a adivinar.
Recuerde lo más fundamental: hasta la adolescencia, no hay figuras más importantes que los padres. Si trata de educar en una dirección, pero se comporta en otra, será inútil. Los hijos copian, son esponjas. Educar con acciones tiene mucho más impacto que con palabras.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • De estos 10 principios, ¿cuáles te parecen más esenciales o imprescindibles y por qué?.
  • ¿Añadirías algún principio más a los aquí mencionados?, ¿cuál o cuáles?.
  • ¿Estás educando así a tus hijos?. ¿Que te parece necesario para poder educar siguiendo estas reglas?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para mejorar en la manera de educar a tus hijos?.

domingo, 22 de junio de 2014

Ahorra agua

El agua es un bien común que debemos proteger. Si a esto añadimos la necesidad de ahorrar en el presupuesto de gastos de una familia, la importancia del tema bien merece estos pequeños trucos:

  1. Cuando te laves los dientes, utiliza un vaso. No dejes el grifo abierto. Llena moderadamente el lavabo para lavarte la cara, las manos o afeitarte. Ahorrarás 12 litros al minuto.
  2. No uses el inodoro como cubo de basura, coloca una papelera . Ahorrarás de 6 a 12 litros cada vez.
  3. Cierra levemente la llave de paso de vivienda, no apreciarás la diferencia y ahorrarás una gran cantidad de agua diariamente.
  4. Repara los grifos o ducha que gotean o cámbiales por sistemas monomando.  Ahorrarás una media de 170 litros de agua al mes.
  5. Pon dispositivos de ahorro en los grifos y duchas, reducirás el consumo casi en un 50%.
  6. Utiliza la lavadora y el lavavajillas con la carga completa y el programa adecuado. Cuando lavas a mano consumes un 40% más de agua.
  7. Riega tus plantas y el jardín al anochecer o amanecer. Utiliza sistemas de riego automáticos, por goteo o aspersión.
  8. Instala una cisterna de doble pulsador. Reducirás a la mitad el consumo de agua.
  9. Dúchate en vez de bañarte y cierra el grifo mientras te enjabonas. Ahorrarás un media de 150 litros cada vez.
  10. Descongelad los alimentos a temperatura ambiente, nunca bajo el grifo. Ahórrate 15 litros.
  11. Lavad la fruta y la verdura en un bol. Dejarás de consumir, 10 litros.
  12. Lava el coche con una esponja y un cubo, gastarás menos de 50 litros.
  13. Utilizad la escoba en lugar de la manguera para limpiar patios y terrazas.
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Cuáles de estos consejos o recomendaciones te han resultado nuevos o no habías tenido en cuenta hasta ahora y te propones llevarlas a cabo a partir de ahora?.
  • ¿Qué otras recomendaciones darías tú o cuáles de las anteriores retocarías para hacerlas más realistas y útiles?.
  • ¿Es suficiente con ahorrar agua?, ¿qué otras actitudes hay que adoptar con el agua para ser respetuosos con el Medio Ambiente?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso de hoy para ahorrar agua y cuidarla?.

viernes, 20 de junio de 2014

La asertividad, ¿sabes lo que es?



CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué datos te han quedado claros en relación con la asertividad tras ver y escuchar este vídeo?.
  • ¿Tiene importancia, pues, el "como decimos las cosas" además de lo que decimos?. ¿Por qué?.
  • ¿Cómo lograr mayor y mejor asertividad con nuestros hijos?, ¿cómo enseñarles a que también ellos lo sean con sus iguales?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para ser una persona un poco más asertiva y más eficaz en tu modo  de comunicarte con los demás?.

miércoles, 18 de junio de 2014

Diversidad sí, pero...

La "diversidad" es una cualidad escrita en medio de todos los elementos existentes en todo el universo comparándolos unos con otros pero también en cada uno de esos elementos, desde lo más voluminoso aparente a lo más insignificante o microscópico: en todo se halla reflejada la diversidad de formas, tamaños, densidades, peso, volumen, color, sabor, textura,... funciones, capacidades, relaciones,...
En la experiencia humana hablamos de miles y miles de idiomas hablados en el mundo, religiones, culturas, razas, costumbres, tradiciones, historias, mitos y leyendas, celebraciones,...
Pero si es algo tan natural y tan escrito en todos los poros de nuestra existencia ¿cómo, sin  embargo, hemos sido a veces -y lo seguimos siendo- tan intolerantes con la diversidad?.
Hay intolerancia de los laicistas contra toda forma de expresión religiosa; hay intolerancia de algunos seguidores de algunas religiones que no admiten que haya quien quiera profesar otra religión distinta de la de ellos; hay exclusión y xenofobia especialmente cuando quien es diferente no lleva dinero en sus bolsillos; hay enormes esfuerzos por imponer un solo modelo de desarrollo económico cuando puede haber multitud de maneras de llevarlo a cabo; hay abandono de culturas milenarias mientras promueven el uniformismo lingüístico en todo el planeta;...
¿Qué nos está pasando?, ¿a qué conducirá todo esto?.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • ¿Compartes el análisis crítico de este texto en relación con las paradojas que se dan en relación con la "diversidad"?. ¿A qué puede deberse la aversión o rechazo de la diversidad?, ¿para qué reprimirla?.
  • ¿Qué ejemplos de diversidad observas en tu entorno?, ¿y de anti-diversidad: es decir, de intolerancia a la diversidad?.
  • ¿Cómo hacer para generar en la sociedad nuevas relaciones, otras maneras de entendernos unos a otros y entre nosotros que no excluyan, que no marginen, que no nieguen la libertad ni la gran riqueza que aporta la diversidad?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para contribuir a esa sociedad nueva?. Piensa en alguno o algunos gestos que puedas llevar a la práctica de manera sencilla y clara.

lunes, 16 de junio de 2014

7 ideas disponibles

Si quieres saber cuál es tu grado de "disponibilidad" para con quien está a tu lado o se relacione contigo, échale un vistazo a las siguientes ideas:
1.- DISPONIBILIDAD es que cuando alguien, sea quien sea -incluso quien no conoces de nada y hasta puede que te caiga mal- te pide un favor, una ayuda,... la ofreces "con el simple argumento de que puedes darla".
2.- DISPONIBILIDAD es que sepas mucho o poco, tengas en abundancia o apenas poseas,... "lo que tienes, lo que sabes,... sencillamente lo pones al servicio de los demás".
3.- DISPONIBILIDAD es que por encima de tus comodidades y caprichos "valores la justicia a favor de quien no tiene ni lo imprescindible para sobrevivir" y gastes en la defensa y práctica de esa justicia lo que le hubieras dado a tu capricho.
4.- DISPONIBILIDAD es cuando alguien te pide que lo acerques al menos hasta donde tú vives con tu coche porque le viene cerca de su casa... "acabes llevándole hasta su casa para luego volver a la tuya".
5.- DISPONIBILIDAD es mantener los cinco sentidos atentos a tu entorno social y natural y "sepas responder a sus llamadas sin que esa respuesta tuya la veas como una obligación sino como un gozo".
6.- DISPONIBILIDAD es que puedan contar contigo pero sabiendo que no les vas a dejar colgados.
7.- DISPONIBILIDAD es decir: "Aquí estoy y soy lo que soy y como soy, lo que pueda hacer... haré, lo que pueda dar... daré,... siempre y en cualquier lugar".

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • ¿Qué otras notas añadirías sobre la "disponibilidad"?. Por ejemplos concretos.
  • ¿Sería verdadera disponibilidad decir a todo que "sí" sin saber si luego vas a poder cumplir con tu promesa?. ¿Qué condiciones debe cumplir pues la verdadera disponibilidad?.
  • ¿Qué efectos produce en los demás el encontrar personas "siempre dispuestas" para ayudar, echar una mano, aún a sabiendas de que tampoco lo pueden todo?.
  • ¿Qué gestos concretos de disponibilidad vas a llevar a la práctica hoy para hacerla crecer en ti y animar a que otros también la vivan?.

sábado, 14 de junio de 2014

Pablo Pineda

El joven español Pablo Pineda es un ejemplo de superación personal. Con 39 años, Pineda es una de las personas que mejor representan conseguir un reto a base de trabajo y esfuerzo. Pablo tiene síndrome de Down, enfermedad que no le ha impedido luchar durante toda su vida por hacer lo que quería.
Pineda es diplomado en Magisterio, y hasta la fecha, era la primera persona con síndrome de Down en Europa que había terminado una carrera universitaria. Pablo, en una entrevista, comentaba que "su truco para estudiar y ser capaz de terminar la diplomatura, había estado en memorizar todo en voz alta". El joven apostaba porque en el futuro el sistema educativo fuera más plural, rico y diverso, valores que en su opinión ayudarían mucho a este tipo de personas.
Su respuesta ante los desafíos del futuro es clara, ya que Pablo Pineda habla de “una sociedad con mejores valores, en la que la diferencia sea vista como un valor y no como un problema o defecto”. Unas palabras que no hacen sino repetirnos ideas como las de la integración social o la igualdad, factores importantes que garantizarán que toda la ciudadanía pueda afrontar sus propios desafíos personales, sean cuales sean.
Su ejemplo fue recogido en la película "Yo, también", que nos ofrece el lado humano de estas historias de desafíos y retos que deberíamos tener en cuenta en nuestro día a día.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • Cuando Pablo hallaba sus dificultades ¿se acurrocó en ellas regodeándose en ellas... o buscó alternativas para superarlas?. ¿Qué nos enseña el ejemplo de esta persona?.
  • ¿Qué sería necesario en nuestra sociedad para que toda persona pudiera creer en sí misma, capaz de construir el camino que quiera construir?.
  • ¿Qué medios estás empleando tú para superar tus supuestas limitaciones o dificultades?, ¿cuáles crees que deberías añadir a eso que ya estás poniendo en juego?.
  • ¿A qué te comprometes hoy para crecer en autosuperación de ti mismo?.

jueves, 12 de junio de 2014

Nadie pierde a nadie

Érase una vez un pájaro, adornado con un par de alas perfectas y plumas relucientes, coloridas y maravillosas. Un día, una mujer lo vio y se enamoró de él. Se quedó mirando su vuelo con la boca abierta de admiración, con el corazón latiéndole de prisa, con los ojos brillantes de emoción. Lo invitó a volar con ella, y los dos viajaron por el cielo con completa armonía. Ella admiraba, veneraba, adoraba al pájaro.
Pero entonces pensó:
- ¡¡Tal vez quiera conocer unas montañas distantes!!. Y la mujer tuvo miedo. Miedo de no volver a sentir nunca más aquello con otro pájaro. Y sintió envidia de la capacidad de volar del pájaro.
Y se sintió sola. Y pensó:
- Voy a poner una trampa. La próxima vez que el pájaro venga, no volverá a marcharse.
El pájaro, que también estaba enamorado, volvió al día siguiente, cayó en la trampa y fue encerrado en la jaula.
Todos los días ella miraba al pájaro. Ahí estaba el objeto de su pasión, y se lo enseñaba a sus amigas, que comentaban:
- Eres una persona que lo tiene todo. Sin embargo, empezó a producirse una extraña transformación: como tenía el pájaro y ya no tenía que conquistarlo, fue perdiendo el interés. El pájaro, sin poder volar ni expresar el sentido de su vida, se fue consumiendo, perdiendo el brillo, se puso feo y ella ya no le prestaba atención, excepto para alimentarlo y limpiar la jaula.
Un buen día el pájaro murió. Ella se puso muy triste y no dejaba de pensar en él. Pero no recordaba la jaula, recordaba, sólo el día que lo había visto por primera vez, volando contento entre las nubes.
Si profundizase en sí misma, descubriría que aquello que la emocionaba tanto del pájaro, era su libertad, la energía de las alas en movimiento, no su cuerpo físico.
Sin el pájaro, su vida también perdió sentido y la muerte vino a llamar a su puerta.
- ¿Por qué has venido?, le preguntó a la muerte.
- Para que puedas volar de nuevo con él por el cielo, -respondió la muerte-. Si lo hubieses dejado partir y volver siempre, lo admirarías y lo amarías todavía más, sin embargo, ahora necesitas de mí para poderlo encontrar de nuevo.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué es lo que quería la mujer realmente?. ¿Qué opinas de la manera de conseguir su objetivo?.
  • ¿De qué otra u otras maneras ella hubiera podido disfrutar más de aquel pájaro y al mismo tiempo contribuir a la felicidad de esta ave?.
  • ¿Qué hay en tu manera de amar al otro de afán de posesión?, ¿es eso verdadero amor?. ¿En qué y cómo cambiar a mejor?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso de hoy para saber amar respetando los espacios del otro y respetar y aceptar su libertad?.

martes, 10 de junio de 2014

La casa nueva

Luego de algunos meses de sueño, el oso Lino despertó con una grata sorpresa... había una carta en el buzón de su osera y decía así:
Selva, 20 de abril de 12011.
"Querido amigo Lino:
Tengo casa nueva, me sentiría muy feliz si vinieras a visitarme.
Mi dirección es: Avenida Los Árboles Nº 470. Te estaré esperando. Tú amiga, Dina".
Lino se puso la mejor corbata que tenía, guardó en un pomito un poco de miel y presuroso salió en busca de la nueva casa de su amiga Dina.
Lino encontró la Avenida Los Árboles, dio vueltas por aquí y por allá; pero no lograba hallar la dirección exacta. Se acercó a un Guayabo y le dijo:
- Estoy buscando a una amiga que acaba de mudarse a este barrio, se llama Dina, es una paloma.
-No busques más, Dina vive aquí -dijo el señor Guayabo, señalando a una casita blanca que había sobre una de sus ramas.
- ¡Dina!, ¡Dina!, ¿estás en casa? -gritó Lino.
La paloma descendió y con gran emoción abrazó a su amigo:
- Sabía que vendrías, me da mucho gusto verte, sube conmigo.
Lino la miró con tristeza y le dijo:
- Dina, soy un oso, no tengo alas que me ayuden a subir.
- Bueno, podrías trepar, el señor Guayabo te ayudará.
Lino subió con dificultad, hasta que llegó a las ramas más altas.
- Dina, tu casa es muy pequeña, la única parte de mi cuerpo que puede entrar por la puerta es mi nariz.
- No te preocupes, -dijo la paloma- abriré todas las ventanas tal vez así puedas hacer un esfuerzo y llegar hasta la sala.
Todo intento fue inútil, Lino no podía entrar en la casa de Dina. La paloma llena de tristeza le dijo:
- Lo siento tanto, Lino, quería que tú, mi amigo, sintieras el calor de mi nueva casa.
Una lágrima se escapó de los ojos de Dina, pero Lino se la secó:
- No digas eso, quiero que sepas que me voy muy satisfecho de conocer tu nuevo hogar.
- Pero ni siquiera has podido verlo por dentro.
- Créeme Dina, no necesito llegar al interior para conocerla porque el calor de tu casa está en ti... Porque tú nueva casa es igual a tu corazón.
Lino descendió del guayabo muy contento, se despidió agitando su pata y se alejó por el bosque.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué cualidades descubres en el personaje de Dina en este relato?.
  • ¿En qué consiste la armonía que Lino descubrió en ella?.
  • ¿Hay en ti esa armonía?. Y si acaso ves que no la hay, ¿que crees que sería necesario para alcanzarla?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para crecer en armonía contigo mismo?.

domingo, 8 de junio de 2014

10 frases sobre la comunicación

1. "Cuando alguien habla demasiado, sus palabras suenan sin oírse.
(Konrad Adenauer).
2. "El tiempo que necesito para prepararme un discurso de 10 minutos es de dos semanas. El que necesito para uno de una hora, es de una semana. Y si quieren que haga uno que dure dos horas ¡estoy listo ahora mismo!" 
(Woodrow Wilson).
3. "Encanto más talento más una ligera informalidad, le ayudarán mucho al principio; pero al final de cuentas, es la brevedad la que conquista el corazón del público.
(R. Cheney).
4. "La discreción en el hablar importa más que la elocuencia.
(Baltasar Gracián).
5. "No hables sino cuando estés perfectamente instruido o cuando te veas obligado a romper el silencio. Sólo en este caso vale más hablar que callar; fuera de éste, más vale callar que hablar.
(Isócrates).
6. "La plática que no incita a la acción, más que soportarla, resulta un tormento escucharla.
(Thomas Carlyle).
7. "No hay sendero que lleve a una persona a hacer carrera más rápidamente y a crearse una buena reputación que la destreza del buen orador.
(Philip D. Armour).
8. "Oigo y olvido. Veo y recuerdo. Hago y entiendo.
(Proverbio chino).
9. "Para hacerse comprender lo primero que hay que hacer con la gente es hablarle a los ojos”.
10. "Pon tu corazón, tu mente, tu intelecto y tu alma incluso en tus más pequeños actos. En esto reside el secreto del éxito.
(Swami Sivananda).

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Cuál de estas frases te llama más la atención y por qué?.
  • ¿Qué diferencias hay entre hablar y comunicar?. ¿Eres de las personas que "hablan" o de las que "comunican"?, ¿en qué lo notas o te lo hacen notar?.
  • ¿Qué cualidades crees que son necesarias para que se produzca una buena comunicación entre las personas?, ¿cuáles de ellas las ves ya muy desarrolladas en ti?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso de hoy para "comunicarte" más y mejor con las personas de tu entorno?.

viernes, 6 de junio de 2014

10 frases sobre la cortesía

Una de las leyes fundamentales de la cortesía es la resistencia al primer impulso.

La cortesía que debe presidir nuestras actuaciones cotidianas se fundamenta principalmente en el respeto y comprensión hacia todos.

Siempre he dependido de la amabilidad de los extraños.

La cortesía ha sido definida algo cínicamente como un artificio de las personas inteligentes para mantener a cierta distancia a los necios.

La cortesía hace que el hombre aparezca exteriormente tal como debiera ser en su interior.

Es una prueba de cortesía escuchar disquisiciones sobre cosas que se conocen bien, de quien las ignora en absoluto.

La cortesía es el más exquisito perfume de la vida, y tiene tal nobleza y generosidad que todos la podemos dar, aún aquellos que nada poseen en el mundo.

Hablar con mucha cortesía a veces conquista y otras empalaga.

La educación y la cortesía abren todas las puertas.

La cortesía es el aceite que suaviza los frotamientos inevitables de la máquina social.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué conclusiones obtienes de la lectura de este decálogo?.
  • Si tuvieras que quedarte con dos frases de éstas, ¿cuáles serían y por qué?.
  • ¿Te consideras una persona "cortés"?, ¿qué favorece el que lo seas y qué te dificulta para conseguirlo?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para crecer en cortesía para con quienes están a tu alrededor?.

miércoles, 4 de junio de 2014

Criterios éticos para el consumo

Una de nuestras actividades cotidianas es ir de compras, consumir. Pero nuestro consumo en la mayoría de las ocasiones es sinónimo de “agotamiento”. No tenemos en cuenta las repercusiones para el medio ambiente y las personas que habitan el planeta de nuestros procesos de abastecimiento de bienes y servicios.
De acuerdo a la Declaración oficial de Naciones Unidas con motivo de la Cumbre de la Tierra de 2002 una de “las principales causas de que continúe deteriorándose el medio ambiente mundial son las modalidades insostenibles de consumo y producción, particularmente en los países industrializados". En este sentido Naciones Unidas hace un llamado a revisar estas modelos insostenibles, recurriendo a modelos de consumo responsable.
Por Consumo Responsable entendemos la elección de los productos y servicios no sólo en base a su calidad y precio, sino también por su impacto ambiental y social, y por la conducta de las empresas que los elaboran.
Otra acepción de Consumo Responsable, o consumo crítico, complementaria a la definición anterior, es aquel que implica consumir menos, eligiendo consumir sólo lo necesario, y estando atentos a cómo nos influye la publicidad en la creación de necesidades superfluas.
Es un imperativo de nuestro tiempo la realización de un cambio social en torno a nuestros hábitos de consumo. El principio fundamental es que todos somos corresponsables con nuestra compra de los impactos sociales y ambientales de la producción.
En el medio ambiente, soporte de la vida en la Tierra, teniendo en cuenta que debemos priorizar productos con menores impactos ambientales y reducir el consumo de los limitados recursos naturales de que disponemos.
En las personas, asumiendo y defendiendo solidariamente la obligación de garantizar los mismos derechos para todas ellas.
Cuando añadimos el calificativo de responsable a nuestro consumo estamos significando la importancia que tiene el consumidor para elegir entre las diversas opciones que le ofrece el mercado de bienes y servicios, teniendo en cuenta los productos que valoran la justicia social, la ética y la solidaridad, y la protección del medio ambiente.
La ciudadanía puede convertir su capacidad de compra en un importante instrumento de presión; como dice una organización pionera en estos temas, puede “votar por sus valores a través de su acto de compra”. El consumidor y consumidora  tienen a su alcance la posibilidad de premiar a los mejores y rechazar a los peores, exigiendo el cumplimiento de determinadas garantías sociales, laborales y medio ambientales.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
Antes de realizar cualquier compra convendría que nos planteáramos:
  • ¿Necesito lo que voy a comprar?. ¿Estoy eligiendo libremente o es una compra impulsiva o inducida por presión mediática?.
  • ¿Podría pedir prestado eso que quiero comprar?. O bien, ¿podría reutilizar algo que ya tengo y que me serviría para eso que estoy buscando?.
  • ¿Tengo muy claro que eso que voy a comprar ha sido fabricado con criterios éticos y no a base de explotar incluso niños en su elaboración?, ¿sé si se ha pagado con justicia a quienes han proporcionado las materias primas para que se haya podido fabricar?.
  • ¿Es un producto reciclable, no-tóxico y fabricado de tal manera que no se ha perjudicado al Medio Ambiente?.

lunes, 2 de junio de 2014

Total ya... ¿para qué?

- "Eres un burro, no te enteras de nada".
- "Siempre serás un zoquete, no eres capaz de aprender nada".
- "Nunca haces nada bueno, todo lo haces al revés de como tendría que ser".
- ...
Y así día tras día Aldayo escuchaba esto y otras frases similares de sus padres, sus hermanos y de sus maestros; unas veces con más seriedad y rotundidad y otras de manera más suave y compasiva.
Aldayo, efectivamente, no resaltaba en nada que pudiera equivaler a buenas notas ni con el sistema antiguo ni con el nuevo; "ahora, decía su tutora, con las rúbricas en mano era imposible poderle aprobar nada porque objetivamente sus resultados y las observaciones realizadas sólo indicaban eso".
Aldayo acabó creyendo y asumiendo que no sólo era todo eso sino que ése iba a ser su futuro, el resto de su vida, así que... cada vez que alguien le planteaba cualquier tarea a realizar que a él le apeteciera bien poco... él solía contestar:
- "Total ya... ¿para qué?".
Se acentuaron sus errores, se multiplicó la gravedad de su autoabandono,... hasta que un día en medio de una grave travesura (andaba subido a una barandilla de un puente desafiando la suerte de caer al vacío o al carril de la carretera por donde circulaban coches y guaguas) fue sorprendido por uno de sus profesores que al verlo se acercó a él y con gran rapidez lo agarró y lo sentó en el suelo sobre la acera.
Aldayo protestó airadamente y empezó a escupir toda la basura que muchos habían echado sobre él pero este profesor le dijo:
- "Me importa nada todo lo que te hayan dicho, me importa nada lo que digan tus notas, me importan nada todas las opiniones,... ¿y tú les quieres dar tu vida?". Se hizo el silencio y tras unos segundos el profesor sencillamente se alejó siguiendo su camino.
Aldayo se quedó pensando, mirando al profesor cómo se iba desdibujando entre el trasiego de la gente.
Al día siguiente tenía clase con él y dentro del aula... Aldayo parecía otro; en realidad... no sabía ya cómo reaccionar.
El profesor mandó una tarea. Aldayo levantó la mano (hacía mucho tiempo que no lo hacía: prefería hablar directamente y en voz alta interrumpiendo a quien fuera) y el profesor acudió a su lado para atenderle. Expresó sus dudas, muchas, y el profesor le enseñó la manera de resolverlas.
Acabó el tiempo; casi todos habían terminado el ejercicio propuesto menos Aldayo y alguno más, pero el profesor anotó en su bloc de notas del día: "Hoy Aldayo manejó el diccionario, buscó infinidad de palabras, contestó la mitad del ejercicio propuesto y aunque no dio con la respuesta perfecta... sé que lo intentó: utilizó todo el tiempo disponible en poner en juego todas sus destrezas y saberes".
Así fue sucediendo durante semanas y así empezó a hacer con el resto del profesorado, también en las responsabilidades de su casa con su familia.
Al acabar el curso el profesor preguntó a todo el grupo:
- "¿Qué ha sido para ustedes el aprendizaje más importante de este curso?".
Cada cual fue diciendo lo suyo. Aldayo levantó la mano para opinar también y dijo:
- "Lo que más valoro de todo lo que aprendí con usted en este curso es lo que sentí y aprendí cuando usted me bajó de la barandilla del puente". Todos se quedaron un poco desconcertados porque aquella respuesta no cuadraba con ninguna de las anteriores, no hablaba de lo académico para nada. Así que el profesor le dijo:
- "¿Qué tiene que ver eso que has dicho con el trabajo de clase?".
- "Usted me demostró que mi vida tiene valor, que le importo a alguien;... y si le importo a alguien... ¿cómo no voy a importarme a mí mismo? y decidí confiar en mí mismo, creer, pensar que puedo barrer todo lo que haya hecho con mi vida hasta ese momento".
...
Aldayo no aprobó todo. Las notas "objetivas" no hablaban de sobresalientes ni notables,... incluso apuntaron un par de insuficientes pero Aldayo estaba construyendo la base de su propia vida: la confianza en sus posibilidades y en su voluntad de hacerlas crecer y desarrollarlas... aunque eso no aparezca en las rúbricas ni en las competencias básicas y toda esa martingala de la burocracia académica.
(Basado en un hecho real; se han cambiado nombre y hecho crucial en algunos detalles, el resto es casi textual).
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Era realmente Aldayo todo eso que decían de él, tanto las notas o calificaciones académicas como las opiniones de quienes tenía a su lado?. ¿Qué nos sucede cuando sólo somos valorados por lo aparente o lo constatable "objetivamente"?.
  • ¿A partir de qué instante o vivencia Aldayo empieza a darle la vuelta a la situación: lo hizo el sistema educativo... o lo hizo la "relación" profesor-alumno?; ¿qué nos enseña esto?.
  • ¿En qué o quién ha de basarse la confianza en uno mismo?, ¿qué frutos caben esperar cuando creemos o confiamos en nosotros mismos digan lo que digan los papeles o bien algunas personas?.
  • Si tu situación se parece un poco a la de Aldayo ¿qué vas a hacer hoy para darle la vuelta a tu trayectoria y construirte a ti mismo paso a paso?.