miércoles, 30 de mayo de 2012

Los campesinos

Érase una vez, una comunidad en lo alto de un monte. Aquel año, la cosecha de café fue excelente y cada familia logró recoger una buena cantidad.
Cuando llegó el tiempo de llevarlo a vender, cada uno de los cincuenta vecinos de la comunidad, salió por su cuenta a venderlo.
Consiguieron un buen precio en el mercado. Cada uno guardó su plata lo más escondida que pudo, y después de hacer unas compras, regresaron a sus casas.
En el camino, detrás de unos palos, estaban escondidos tres ladrones, que iban robando uno a uno a todos los campesinos que regresaban.
Al llegar a su comunidad, el hombre más viejo de aquella comunidad, que estaba sentado a la puerta de su casa les preguntó:

-- "¿Qué les pasa, compañeros? Esta mañana cuando salieron a vender el café, iban con la cara sonriente, y ahora, regresan tristes y apaleados".
Uno de los campesinos le respondió;
-- "Todo marchaba bien. Conseguimos una buena ganancia por el café, pero al regreso, tres ladrones nos han robado todo lo que cargábamos".
Y el viejo, con voz brava, les dijo:
-- "¡Pero cómo es posible, si ustedes eran cincuenta y ellos eran tres!".
Y le dijeron;
-- "Muy sencillo; hermano. Ellos eran tres, pero estaban unidos; nosotros, sin embargo, somos cincuenta, pero estamos desunidos".
Y aquel año, en aquella comunidad, se siguió pasando necesidad.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL  DIÁLOGO:
Traduzcamos estos personajes y la historia a nuestro hoy y aquí:
  • ¿A quién pueden estar representando los 50 campesinos?, ¿y la cosecha?, ¿y los tres ladrones?, ¿y el más viejo de la comunidad?. ¿Qué puede simbolizar esta historia?.
  • ¿Qué has ganado y qué has perdido cuando has buscado sólo tu interés sin pensar al mismo tiempo en el bien ajeno?. ¿Cuándo te has sentido mejor: unida a los demás o yendo sólo a lo tuyo?.
  • ¿Qué es necesario para que en un grupo pueda haber más unidad o para que ese valor pueda darse con naturalidad?. ¿Ves esa unidad ahora mismo en el grupo?, ¿en qué sí y en qué no?.
  • ¿Qué te propones hacer hoy, en concreto, para ayudar al grupo  a estar más unido y a sentirte tú misma más unida a él?, ¿cómo lo vas a hacer?.

lunes, 28 de mayo de 2012

El sentido de la vida

Cuentan de un gran filósofo que, día tras día, se debatía en torno al sentido último de la existencia.
Había dedicado a la solución de este enigma, sus mejores años de la vida.
Había consultado a los más grandes sabios que la humanidad haya tenido en todos los tiempos. Y no encontró una respuesta satisfactoria a tan torturante cuestión.
Una tarde, en el jardín de su casa, dejando a un lado sus pensamientos, observó a su hija de cinco años que estaba jugando alegremente.
Se acercó a ella y le preguntó:
- "¿Para qué estás en la tierra, hija?".
A lo que la niña respondió rápidamente:
- "Para quererte a ti, papá".

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué es para ti el "sentido de la vida"?. ¿Es importante plantearse el "sentido de la vida que está a nuestra disposición"?, ¿para qué planteárselo?.
  • ¿Cuál es el sentido que le encuentras a la vida que estás viviendo ahora mismo?, ¿tendrá alguna finalidad el conjunto de sus circunstancias?.
  • ¿Cómo hacer para que la vida que estás viviendo y la que se te ofrece nueva cada día la puedas revisar mañana y poder decir que LA VIVISTE y te realizaste en ella?. ¿Qué es "vivir la vida con sencillez"?.
  • ¿Qué estás dispuesta a hacer hoy para sumar "sentido a tu vida" y disfrutarla en vez de agobiarte o sentirte vacía?; si crees que estás aún por estrenar el camino ¿por dónde vas a empezar?, ¿qué vas a hacer hoy en concreto? (cuando no le encontramos sentido a la vida experimentamos vaciedad y auténtico agobio: todo es una carga).

sábado, 26 de mayo de 2012

El amor


"Vosotros comprenderéis lo que es verdaderamente el amor cuando dejéis de considerarlo sólo como un sentimiento. El sentimiento está necesariamente sujeto a variaciones según se dirija a tal o cual persona, mientras que el amor verdadero es un estado de conciencia independiente de los seres y de las circunstancias.
Amar, no es tener un sentimiento hacia alguien, sino vivir en el amor y hacer todas las cosas con amor: hablar, caminar, comer, respirar, estudiar con amor…
Amar, es haber armonizado todos nuestros órganos, todas nuestras células y todas nuestras facultades para que vibren al unísono en la luz y en la paz.
El amor es pues un estado de conciencia permanente. Aquél que ha alcanzado este estado de conciencia siente que todo su ser está impregnado de fluidos divinos y todo lo que hace es una melodía."

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué te llama la atención de este texto y por qué?. ¿Qué significados encontramos en nuestra sociedad sobre la palabra "amor"?, ¿es realmente "amor" todo eso a lo que llaman así?. 
  • ¿Que sería aquí, en este lugar, vivir amando en "estado de conciencia permanente"?. ¿Lo consigues?, ¿puedes decir al final del día que lo has logrado?, ¿cómo te sientes cuando lo logras?. 
  • ¿Hay amor en el grupo?, ¿lo sientes por parte de las personas que están contigo?. ¿Eres tú también expresión de amor para las demás?. 
  • ¿Cómo hacer hoy para demostrar más amor y las demás personas además lo puedan percibir y eso les anime a ser amor ellas también con los demás?.

jueves, 24 de mayo de 2012

Las diez personas más buscadas

1.- La que tiene sonrisa agradable y sincera.

2.- La que puede ver sus propias faltas y errores antes que las faltas y errores de los demás.

3.- La que da su tiempo y talento, sin buscar algo a cambio.

4.- La que se entrega totalmente a un proyecto y lo atribuye a sus colaboradores.

5.- La que está dispuesta a decir: "Me equivoqué, perdóname".

6.- La que puede hacer frente a la tentación y decir "no".

7.- La que se ocupa de sus hijos en vez de otras personas.

8.- La que comienza el día positivamente.

9.- La que da ejemplo en vez de buscarlo en los demás.

10.- La que prefiere ayudar antes de ser ayudada.

Si tú encuentras a una de estas personas dentro de ti misma, entonces todo podrá ser mejor para ti, tu familia y los que te rodean.
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

El texto habla de "alegría natural, bondad, generosidad, humildad, decisión, responsabilidad, positividad, coherencia,...".
  • ¿En qué cualidades o valores te sientes más identificada?. ¿Te cuesta vivir esos valores?, ¿cómo lo consigues?.
  • ¿Qué otros valores ves que te cuesta mucho vivirlos?, ¿por qué, cuáles pueden ser las causas de esa dificultad?.
  • ¿Qué efectos puede tener en ti que cada día te propongas vivir especialmente uno de esos valores que te cuesta llevar a la práctica?, ¿te beneficiará únicamente a ti o también a los demás?.
  • ¿Qué vas a hacer hoy en concreto para llevar adelante ya este plan de crecer en autenticidad, en ser "una de las personas más buscadas"?.

martes, 22 de mayo de 2012

Iba yo pidiendo


Iba yo pidiendo de puerta en puerta,
por el camino de la aldea,
cuando tu carro de oro apareció a lo lejos como un sueño magnífico.
Y yo me preguntaba maravillado
quién sería aquel Rey de reyes.

Mis esperanzas volaron hacia el cielo,
y pensé que mis días malos se habían acabado.
Y me quedé aguardando limosnas espontáneas,
tesoros derramados por el polvo.

La carroza se paró a mi lado.
Me miraste y bajaste sonriendo.
Sentí que la felicidad de la vida me había llegado al fin.
Y de pronto, tú me tendiste tu diestra, diciéndome:
"¿Puedes darme alguna cosa?".

¡Ah, qué ocurrencia la de tu realeza!.
¡Pedirle a un mendigo!.
Yo estaba confuso y no sabía qué hacer.
Luego saqué despacio de mi saco un granito de trigo, y te lo di.

Pero ¡qué sorpresa la mía!
cuando, al vaciar por la tarde mi saco en el suelo,
encontré un granito de oro en la miseria del montón.
¡Qué amargamente lloré de no haber tenido corazón para dártelo todo!.
R. Tagore
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
    • ¿Por qué el mendigo se mostraría tan tacaño o rácano con el rey?. ¿Qué nos ocurre cuando andamos sólo esperando que sean los demás quienes hagan algo generoso?. 
    • ¿Qué es la "generosidad" para ti?, ¿te consideras generosa?. ¿Qué te ha animado a serlo a veces y qué te ha frenado en otras?. 
    • ¿Crees que hay generosidad en el grupo?,  ¿qué sería necesario para que en él nos animáramos a serlo más unas personas con otras?. 
    • ¿A qué estas dispuesta hoy y aquí para crecer en generosidad para con el resto de las personas que conviven contigo?, ¿cómo lo vas a hacer?.

    domingo, 20 de mayo de 2012

    La bolsa de clavos


    Esta es la historia de un muchachito que tenía muy mal carácter. Como él mismo se daba cuenta de que sufría a causa de ello... le pidió consejo a su padre.
    Éste le dio una bolsa de clavos y le dijo:
    - "Cada vez que pierdas la paciencia, debes clavar un clavo detrás de la puerta".
    El primer día, el muchacho clavó 37 clavos. Las semanas que siguieron, a medida que él aprendía a controlar su genio, clavaba cada vez menos clavos detrás de la puerta.
    Descubría que era más fácil controlar su genio que clavar clavos detrás de la puerta hasta que l
    legó el día en que pudo controlar su carácter durante toda la jornada.
    Después de informar a su padre, éste le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su carácter. Los días pasaron y el joven pudo finalmente anunciar a su padre que no quedaban más clavos para retirar.
    Su padre lo tomó de la mano y lo llevó hasta la puerta. Le dijo:
    - "Has trabajado duro, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca más será la misma.
    Cada vez que tú pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aquí ves. Tú puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas lo devastará, y la cicatriz perdurará para siempre".
    Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa física. Piensa bien antes de actuar, piensa bien antes de hablar.

    CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
    • ¿Piensas bien lo que vas a hacer o lo que vas a decir?, ¿o más bien lo piensas después de haberlo hecho o dicho tras ver los efectos?. ¿Lo haces así siempre?, ¿por qué?.
    • ¿En qué circunstancias sueles actuar de manera más impulsiva, sin controlarte nada?, ¿a qué consecuencias has llegado?, ¿cómo prevenir situaciones así?.
    • ¿Para qué practicar el autocontrol?, ¿qué estrategias conoces y que te han funcionado bien para conseguirlo?. ¿Para qué es necesario pensar antes de actuar o antes de hablar?.
    • ¿A qué estás dispuesta hoy para aumentar tu autocontrol?, ¿cómo vas a hacer hoy para demostrarte a ti misma que estás progresando en saber pensar antes de hablar o actuar?.

    viernes, 18 de mayo de 2012

    La Ascensión


    Aquí vino y se fue.
    Vino..., nos marcó nuestra tarea y se fue.
    Tal vez detrás de aquella nube
    hay alguien que trabaja lo mismo que nosotros,
    y tal vez las estrellas
    no son más que ventanas encendidas de una fábrica
    donde Dios tiene que repartir una labor también.
     Aquí vino y se fue.
     Vino..., llenó nuestra caja de caudales
    con millones de siglos y de siglos,
    nos dejó unas herramientas... y se fue.
     Detrás de ti no hay nadie. Nadie.
    Ni un maestro, ni un amo, ni un patrón.
    Pero tuyo es el tiempo.
    El tiempo y esa gubia
    con que Dios comenzó la creación.
      LEÓN FELIPE.
    CUESTIONES PARA LA  REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
    • "El tiempo y esa gubia con que Dios comenzó la creación"... ¿qué querrá decirnos con esa expresión LEÓN FELIPE refiriéndose a nosotros?.
    • ¿Te sientes responsable de ti misma y de la vida que tienes por delante?, ¿qué  instrumentos tienes para modelarla, hacerla tú misma?, ¿los valoras?.
    • ¿Cómo has aprovechado hasta ahora los recursos con los cuales cuentas?, ¿crees que pueda haber en ti otros recursos que hasta ahora no has explorado suficientemente y que quizás puedan ayudarte?, ¿cuáles?.
    • Piensa en las personas con las cuales te relacionas a diario ¿sería bueno que les señalaras los dones, cualidades, "herramientas" que ves en ellas y que les pueden ayudar a mejorar sus vidas?, ¿te gustaría que también a ti te dijeran lo bueno que hay en ti?.
    • ¿Cómo vas a hacer hoy para valorarte más en tus cualidades y también para que el grupo se valore más a sí mismo y aprovechemos todos al máximo las herramientas que Dios nos dejó?.

    miércoles, 16 de mayo de 2012

    Si...


    Si la nota dijese: una nota no hace la melodía,
    ... no habría sinfonía.

    Si la palabra dijese: una palabra no puede hacer una página,
    ... no habría libro.

    Si la piedra dijese: una piedra no puede levantar un muro,
    ... no habría casa.

    Si la gota de agua dijese: una gota de agua no puede formar un río,
    ... no habría océano.

    Si el grano de trigo dijese: un grano de trigo no puede sembrar un campo,
    ... no habría cosecha.

    Si el hombre dijese: un gesto de amor no puede salvar a la humanidad,
    ... nunca habría justicia, ni paz, ni dignidad, ni felicidad en la tierra de los hombres.
      
    Como la sinfonía necesita de cada nota,
    como el libro necesita de cada palabra,
    como la casa necesita de cada piedra,
    como el océano necesita de cada gota de agua,
    como la cosecha necesita de cada grano de trigo,
    la humanidad entera tiene necesidad de ti,
    allí donde estés.
    (Desconozco su autor)

    CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
    • ¿Te sientes valorada por ti misma?, ¿te consideras importante?, ¿cómo te lo estás demostrando?. ¿Qué podrías hacer para crecer en aprecio hacia ti misma?.
    • ¿Te está ayudando el grupo a valorarte más a ti misma?, ¿en qué lo estás  notando?. ¿Qué echas de menos, en qué podríamos ayudarte más a creer, confiar y valorarte más a ti misma?.
    • ¿Qué cualidades y actitudes encuentras en ti que pueden hacer bien al grupo?, ¿las estás desarrollando ya?, ¿crees que el grupo podría ir mejor si te complementaras más con él?.
    • ¿Cómo complementarte más y mejor?, ¿qué estas dispuesta a hacer hoy para que haya mayor y mejor complementariedad en el  grupo?.

    lunes, 14 de mayo de 2012

    El cuento de los erizos


    Vivían en una isla una comunidad de erizos muy singular.
    Sabían trabajar la tierra y obtener cosechas y en vez de quedarse cada cual con su parte lo que hacían era ponerlo todo en común: de esa manera lograban que nadie pasara necesidad, nadie se hacía rico más que nadie pero tampoco había pobres ni nadie pasaba hambre.
    Compartían además una gran casa común que habían construido entre todos y cuando ésta se dañaba por los temporales todos colaboraban después en repararla, poniendo a disposición de todos sus habilidades, destrezas y saberes sin reclamar pago alguno.
    En época de frío se apelotonaban unos con otros a pesar de los naturales pinchazos que se daban debido a esas apreturas con los pinchos de su piel; en épocas de calor se abanizaban también unos a otros y así aminorar sus efectos.
    Si alguien inventaba algo que fuera beneficioso... en lugar de patentarlo inmediatamente reunía a todos los demás y les enseñaba cómo lograr lo mismo que él; consideraban que "puesto que la vida es un regalo que nadie puede adquirir para sí mismo antes de nacer... ¿cómo iban a considerar todo lo que con ella venía como una propiedad y hacer negocio con todos los logros que venían gracias a esa vida?".
    Y si algún depredador los atacaba ellos formaban una inmensa pelota agarrados unos a otros hasta hacerle huir: el depredador no se atrevía con todos a la vez y temía ser aplastado por ellos que en esa defensa parecían ser todos uno.
    Pero cierto día uno de ellos empezó a padecer una curiosa enfermedad:
    Tendía a aislarse cada vez más, no compartía sus pequeñas cosas ni su tiempo; se volvía receloso y sólo se acercaba a los demás cuando creía que podía obtener algún beneficio de esa relación.
    Esa tendencia fue en aumento, hasta el punto que apenas se le veía siquiera conversar con nadie. Incluso hacía cosas del todo inusual:
    Aunque había una casa común en la que todos cabían olgadamente, él empezó a excavar y excavar fuera de la casa, en un lugar apartado de la isla, hasta conseguir fabricar un inmenso espacio vacío dentro de la apretada tierra. Nadie sabía porqué.
    Mas pronto se adivinó su intención: Empezó a almacenar en ese gran espacio interior los frutos de sus cosechas, frutos que no compartía ya con nadie desde hacía tiempo.
    Al preguntarle sobre ese proceder contestó:
    - "Hay que ser previsores; ¿qué pasaría si vinieran años malos y las cosechas fuesen malas?; conviene, pues, ahorrar lo más posible, almacenar riqueza, y así nunca me faltará de nada; vosotros haced lo que queráis, yo voy a ir a lo mío".
    Al principio todos le criticaban y se reían de él:
    - "Se le van a pudrir los alimentos ahí dentro. Además, ¿cuándo le ha faltado algo a alguien?".
    Y optaron por dejarlo estar.
    Mas... algunos empezaron a pensar que, quizás, este erizo estuviera en lo cierto y también se preguntaban:
    - "¿Y si fueran mal las cosechas?; ... él no va a compartir nada, lo guarda todo para él; así que... si no nos espabilamos y no hacemos lo mismo... puede que nos muramos de hambre".
    Y empezaron a comportarse como este primer erizo.
    Muy pronto ya todos actuaron exactamente igual: nadie quería quedarse atrás, "nadie quería morir de hambre debido a una mala cosecha: convenía mantener a buen recaudo sus pertenencias y no compartirlas con nadie para que no disminuyeran sus riquezas".
    Y llegó el invierno. Siempre habían sido duros, muy duros, y éste no fue ni más ni menos que los anteriores, pero fue duro. Cada erizo se hallaba solo en su gran galería rodeado de todas sus riquezas; nadie quedó en la gran casa de todos, estaba completamente vacía.
    Acabó el invierno y todos sus rigores y al llegar la primavera... ningún erizo subió a la superficie de la isla, a pesar del buen tiempo y la belleza de sus campos en flor y llenos de vida.
    El silencio en las madrigueras era absoluto y un desagradable olor se estaba extendiendo por toda la isla hasta que, llegado el verano, éste se volvió insoportable.
    Los erizos habían muerto todos.
    Los erizos no murieron de hambre... sino de frío.
    (Desconozco su autor. Conocí este cuento escuchándolo contar a un terapeuta de Proyecto Hombre, Zaragoza,).

    CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
    • ¿Por qué los erizos permanecían apretados, en épocas de frío, a pesar de los pinchazos que se daban con sus púas?, ¿qué puede significar esta metáfora?. ¿Qué relación tiene esto con nuestra convivencia?.
    • ¿De dónde arrancó el principio del fin de aquella tribu de erizos?. ¿Cuáles pueden ser nuestros principales enemigos para nuestra convivencia?.
    • ¿Qué criterio siguieron los erizos ante los riesgos: el suyo propio o el de otros?. ¿Qué criterios tenemos sobre lo que debe ser nuestra convivencia?, ¿cómo la estamos viviendo de hecho?.
    • ¿En qué puede mejorar nuestro grupo para ser realmente un espacio más fraternal?. ¿Qué estás dispuesta a hacer o poner de tu parte hoy para lograr esa fraternidad que a veces echamos en falta?.

    sábado, 12 de mayo de 2012

    Disfruta tu café

    Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla devino en quejas acerca del interminable 'stress' que les producía el trabajo y la vida en general. El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más ecléctica: de porcelana, plástico, vidrio, cristal -unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas... . Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café recién preparado. Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo:
    - "Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron pocas de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo. Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al 'stress.' ".
    Continuó:
    - "Les aseguro que la taza no le añadió calidad al  café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos. Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. Después se pusieron a mirar las tazas de los demás. Ahora piensen en esto: La vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social, etc., son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevemos".
    A menudo, por concentrarnos sólo en la taza dejamos de disfrutar el café. ¡Disfruten su café!. La gente más feliz no es la que tiene lo mejor de todo sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, recuérdenlo:
    * Vivan de manera sencilla.
    * Tengan paz.
    * Amen y actúen generosamente.
    * Sean solidarios y solícitos
    * Hablen con amabilidad.

    El resto déjenselo a Dios y recuerden que: la persona más rica no es la que tiene más sino la que necesita menos..


    CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
    • ¿Qué es más importante: "quienes somos" o la "ropa que vestimos"?. ¿Qué importa más: "estar bien con nosotros mismos" o la "opinión de los demás"?. 
    • ¿Por qué le damos tanta importancia a "seguir la moda", a la "apariencia", al "qué dirán"?. ¿Qué hay de fondo en el afán que nos lleva a valorar más lo externo que a nuestro interior?. 
    • ¿Está la felicidad "en las cosas o en lo que hacemos, en lo que tenemos",... o más bien en nuestra "forma de usar las cosas, en la actitud que ponemos en lo que hacemos y el valor que le ponemos a las cosas que poseemos"?. 
    • ¿Por qué vivir con sencillez, vivir en paz con nosotros  mismos y con los demás, ser generosos, solidarios y amables con toda persona?, ¿para qué si eso no da dinero?. 
    • ¿Qué estás dispuesta a hacer hoy para contribuir a tu felicidad y a la de las personas que contigo  están?,  ¿cómo lo vas a poner en práctica?.

      jueves, 10 de mayo de 2012

      ¿Me importas?


      "Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó.
      Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó.
      Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó.
      Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó.
      Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó.
      Ahora vienen a por , pero... ya es demasiado tarde".
      (Bertolt Brecht)
      CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO
      • ¿Qué indica una actitud así como retrata Bertolt Brecht?, ¿qué consecuencias puede tener vivir de espaldas a la realidad cuando vemos que está afectando tanto a quienes nos rodean?.
      • ¿Por qué y para qué "tomar nota" de lo que les pasa a otros?, ¿qué hacer cuando eso que observamos no está trayendo nada bueno?.
      • ¿Qué querrá decir este gran poeta de lo social en su última frase: "Ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde"?. ¿Por qué es demasiado tarde?.
      • ¿Te importa la vida de quienes conviven contigo?, ¿sabes de sus dificultades?, ¿te has planteado maneras de solidarizarte con estas personas y ayudarles a salir de su situación?.
      • ¿Cómo crecer en solidaridad en nuestro grupo?. ¿Qué estás dispuesta a hacer hoy para ser más solidaria con los demás?, ¿en qué podemos ser los demás más solidarios contigo?.

      lunes, 7 de mayo de 2012

      La camisa


      Paco de 8 años, entró en su casa, después de clase, pisando fuerte. Su padre, al verlo entrar, lo llamó para hablar.
      Antes que su padre hablara algo, Paco dijo irritado:
      - "Padre, estoy con muchísima rabia. Joaquín me ha ofendido muchísimo."
      Su padre, un hombre sencillo pero sabio, escuchaba a su hijo mientras éste seguía con su reclamo:
      - "Joaquín me humilló delante de mis amigos. ¡Me gustaría que le pasase algo malo!".
      El padre escuchó todo callado mientras caminaba buscando una bolsa de carbón. Ya con la bolsa en la mano le dijo a Paco:
      - "Hijo, quiero hacerte una propuesta. Imaginemos que aquella camisa blanca que está en el tendal es tu amigo Joaquín y que cada trozo de carbón es un pensamiento malo que tú le envías. Quiero que tires todo ese carbón en la camisa, hasta el último trozo y dentro un rato vuelvo para ver como quedó".

      Al niño le pareció un divertido juego, la camisa estaba colgada lejos y pocos trozos acertaban al blanco. El padre que miraba todo, le preguntó:
      - "Hijo, ¿cómo estás ahora?".
      - "Estoy cansado, pero feliz porque acerté muchos trozos de carbón en la camisa".
      El padre miró a su hijo, que no entendía la razón de aquél juego, y dijo:
      - "Ven, quiero que veas una cosa".
      El hijo fue hasta el cuarto y se miró en un gran espejo. ¡Qué susto!. Paco sólo conseguía ver sus dientes y ojos: todo lo demás estaba negro... como las piedras de carbón. Su padre, entonces, le dijo:
      - "Viste que la camisa casi no se ensució.... pero fíjate en ti mismo. Las cosas malas que deseamos a los otros son como lo que te pasó a ti. Aunque consigamos perturbar la vida de alguien con nuestros pensamientos, los residuos de ésos se quedan siempre en nosotros mismos".
      Y añadió:
      - "Mira también la ventana que había detrás: una de las piedras rompió su cristal; la ventana no tenía culpa  alguna de que quisieras manchar la camisa".

      Mateo 5,44
      Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.
      Lucas 6,31
      Y como queráis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.

      CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
      • ¿Qué hallas de negativo en todo lo que expresa Paco en esta historia?, ¿en qué le está perjudicando?.
      • Y ¿qué hallas de positivo en él?,¿en qué le está beneficiando?.
      • ¿A quién hace daño el rencor?, ¿a quiénes pueden perjudicar sus efectos?.
      • ¿Sientes rencor hacia alguien del grupo?, ¿lo sabe esa persona objeto de tu rencor que te sientes así?, ¿cómo vas a resolver esa situación?.
      • ¿Hay quien te esté pidiendo perdón por algo y tú no le has dado el gozo de tu perdón?, ¿te hace bien esa situación?, ¿cómo la vas a resolver?.

      sábado, 5 de mayo de 2012

      Proverbio árabe


      No digas todo lo que sabes,
      no hagas todo lo que puedes,
      no creas todo lo que oyes,
      no gastes todo lo que tienes.

      Porque:
           el que dice todo lo que sabe,
           el que hace todo lo que puede,
           el que cree todo lo que oye,
           el que gasta todo lo que tiene...

      muchas veces:
           dice lo que no conviene,
           hace lo que no debe,
           juzga lo que no ve,
           gasta lo que no puede.

      CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL  DIÁLOGO:
      • ¿Qué  es "ser prudente"?. ¿Está reñida la prudencia con el coraje o la valentía?, ¿cómo compaginarlas?.
      • ¿Qué imprudencias en tu vida sigues hoy recordando?, ¿te han servido para hacer las cosas ahora de otro modo?, ¿en qué te beneficia la prudencia?.
      • ¿Cómo desarrollar esta cualidad, este valor en medio de nuestro grupo y en cada una de nosotras?. ¿Cómo hacer y en qué situaciones?.
      • ¿Cómo vas a hacer hoy para practicarla y ayudar a los demás miembros del grupo a crecer en esta virtud?. 

      jueves, 3 de mayo de 2012

      Entrevista al Dalai Lama

      Un periodista le hizo una entrevista al Dalai Lama, al entrar en la habitación le preguntó:- "¿Qué es lo que más le sorprende de la humanidad?".

      A lo que él respondió:
      - "Que se aburren de ser niños y quieren crecer rápido, para después desear ser niños otra vez. Que desperdician la salud para hacer dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud. Que ansían el futuro y olvidan el presente y así no viven ni el presente ni el futuro. Que viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubieran vivido...".

      Quedé en silencio un rato y le dije:
      - "Pero, ¿cuáles son las lecciones de vida que debemos aprender?".

      Y con una sonrisa respondió:
      - "Que no pueden hacer que nadie los ame, sino dejarse amar, que lo más valioso en la vida no es lo que tenemos, sino a quien tenemos, que una persona rica no es quien tiene más, sino quien necesita menos y que el dinero puede comprar todo menos la felicidad...
      QUE EL FISICO ATRAE PERO LA PERSONALIDAD ENAMORA. Que quien NO VALORA lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido, y que quien hace mal algún día recibirá su merecido.
      Si quieres ser feliz, haz feliz a alguien. Si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas. Recuerda, a veces quien menos te esperas ¡es quien te hará vivir buenas experiencias!.
      Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro. Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa:  "Estoy bien".

      CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
      • ¿Compartes las respuestas del Dalai Lama?, ¿qué resaltarías de todo lo que dice y por qué?.
      • ¿Crees que vivimos con sensatez... o más bien estamos viviendo sin valorar lo que es realmente importante para correr detrás de lo menos importante?. ¿Alguna vez te ha pasado eso a ti?, pon algunos ejemplos y luego piensa en "cómo te diste cuenta de ello".
      • ¿Qué maneras estás encontrando para ir creciendo en felicidad cada día?. ¿Observas esa felicidad en el grupo?, ¿en qué?, ¿cómo podríamos, como grupo, crecer en felicidad?.
      • ¿Qué es para ti "vivir en el presente" y "superar el pasado"?, ¿es eso fácil?, ¿cómo lo consigues tú?.
      • ¿Qué  estás dispuesta a hacer hoy para valorar lo realmente importante, crecer en felicidad y ayudar al grupo para que crezca en ello también?.

      martes, 1 de mayo de 2012

      Quiero aprender a agradecer

      Hoy, viajando en una guagua, vi una hermosa muchacha con cabello de oro, y expresión de alegría; envidié su hermosura. Al bajarse, la vi cojear... tenía sólo una pierna, y apoyada en su muleta, sonreía. Perdóname Señor cuando me quejo...
      Tengo dos piernas y "El Mundo es Mío"...
      Fui después a comprar unos dulces. Me atendió un muchacho encantador. Hablé con él; parecía tan contento, que aunque se me hubiera hecho tarde, no me hubiera importado, ya que al salir, oí que decía: "Gracias por charlar conmigo... es un placer hablar con gente como usted... ya ve, soy ciego"...
      Perdóname Señor cuando me quejo...Yo puedo ver...y "El Mundo es Mío"...
      Más tarde, caminando por la calle, vi a un pequeño de ojos azules, que miraba jugar a otros niños, sin saber qué hacer. Me acerqué y le pregunté: "¿Por qué no juegas con ellos?". Siguió mirando hacia adelante sin decir una palabra: entonces comprendí que no podía oir.
      Perdóname Señor cuando me quejo...Yo puedo oir y escuchar y "El Mundo es Mío"...
      Tengo piernas para ir a donde quiero. Ojos para ver los colores del amanecer y el atardecer. Oídos para escuchar las cosas que me dicen. Tengo salud...¡lo tengo todo!.
      Perdóname Señor cuando me quejo...lo tengo todo... y "El Mundo es Mío"...
      No le digas a Dios cuan grande es tu problema...
      Dile a tu problema cuan grande es Dios.
      (Anónimo)
      CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
      • ¿Por qué nos solemos fijar más en lo que nos falta que en lo que ya tenemos o somos?. Tenemos ansias de superación constantes pero... ¿qué ocurre cuando esas ansias de tener más, llegar a más,... nos amargan y dejamos de ver lo que ya conseguimos y dejamos de valorarlo?.
      • ¿Nos hace felices la ansiedad de querer siempre más y más y cuando lo tenemos agobiarnos por llegar a más?. ¿Cómo habría que contestarle a la ansiedad que experimentamos y que nos lleva a no estar nunca conformes con nosotros mismos ni con lo que tenemos ni disponemos?.
      • ¿Te valoras a ti misma por lo que ya eres y por tu capacidad de proponerte metas mejores?, ¿o más bien sólo tienes presentes tus tropezones, meteduras de pata, limitaciones o defectos?. ¿A qué te lleva una postura, o la otra?.
      • Anota cada día al menos un par de cosas que te han ayudado a ser más feliz y al final de la semana observa: ¿qué hay en común en todas esas experiencias?.
      • Ser agradecidos con lo que somos y tenemos en vez de quejarnos por lo que no tenemos ni somos es el punto de partida; ¿qué vas a hacer hoy para situarte mejor en ese punto de partida?,¿de qué puedes dar gracias hoy y aquí?. Pregúntatelo cada día.